Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anguita dice que "está servida" la pugna con el PSOE

Julio Anguita, coordinador general de Izquierda Unida (IU), sostuvo ayer que el enfrentamiento entre su formación y el PSOE "está servido", dada la política que está defendiendo el Gobierno. Aunque no quiso cerrar radicalmente la hipótesis de un diálogo, Anguita fue nítido: "Con esta política del Gobierno, si alguien piensa que digamos que sí está en la luna". Anguita abrió su curso político con una conferencia de prensa celebrada en Madrid, que convirtió en una sucesión de andanadas contra el Ejecutivo y contra su presidente, Felipe González.

Para el líder de IU, la actual polémica por la cesión del 15% del IRPF a las comunidades no es sino resultado de la "chapuza" de la política "a la deriva" de Felipe González, a quien tildó de "responsable de todos los desastres de España".En su primera rueda de prensa tras varios meses de convalecencia por el infarto de miocardio que sufrió en plena campaña para las elecciones del pasado 6 de junio, Anguita indicó que en esta cuestión "se está azuzando a unos españoles en contra de otros" y reclamó que antes de tratar de cesiones de impuestos se hable de la reforma del Estado y de la Constitución en materia autonómica.

"No valen parches, y se debe coger el toro por los cuernos", dijo, y comparó al Gobierno con un barco "sin viento, ni timón ni brújula, y con el capitán responsable del desastre totalmente desaparecido". Anguita recalcó que hablaba "en nombre de toda IU", después de que el presidente de Iniciativa per Catalunya, Rafael Ribó, criticara en la noche del pasado jueves las declaraciones de diputados de Izquierda Unida sobre la cesión del 15% del IRPF.

A juicio del coordinador general de IU, no se puede salir de la crisis manteniendo el Plan de Convergencia e insistió en que hay que "hablar con seriedad, porque", dijo, "estamos en la antesala de una suspensión de pagos del propio Estado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 1993

Más información

  • El líder de Izquierda Unida compara al Gobierno con un barco sin rumbo y sin capitán