Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chamorro anuncia la próxima destitución de Ortega como jefe del Ejército de Nicaragua

La presidenta de Nicaragua, Violeta Barrios de Chamorro, anunció ayer que el general Humberto Ortega abandonará el próximo año su cargo como jefe del Ejército Popular Sandinista. Chamorro dijo, además, que introducirá profundos cambios en la estructura organizativa y en la cadena de mando de la institución castrense.

En un discurso conmemorativo del XIV aniversario de la fundación de las Fuerzas Armadas, Chamorro anunció que el próximo año, sin precisar fecha, nombrará a un nuevo comandante en jefe del Ejército. "Hoy, cuando inicio la segunda mitad de mi periodo presidencial, mi deseo es continuar la institucionalización del Ejército, como corresponde en toda sociedad democrática, nombrando un nuevo comandante en jefe del Ejército el próximo año", dijo la presidenta Chamorro.

MÁS INFORMACIÓN

El general Ortega, hermano del ex presidente de Nicaragua y máximo dirigente sandinista, Daniel Ortega, es ministro de Defensa y jefe de las Fuerzas Armadas de Nicaragua desde septiembre de 1979, cuando se constituyó el Gobierno sandinista tras la expulsión del país, en julio, del dictador Anastasio Somoza.

La salida del general Ortega de la jefatura del Ejército es una de las principales demandas presentadas por la Unión Nacional Opositora (UNO) y ciertos sectores del Congreso de Estados Unidos, para avanzar en la solución de los graves problemas que afronta esta nación centroamericana. El reciente secuestro por parte de un comando recontra (antisandinistas rearmados) en el norte del país de una comisión de parlamentarios que pretendía exigirles que dejaran las armas, también planteó como primera exigencia el cese inmediato del general Ortega como comandante en jefe del Ejército.

Chámorro también firmó ayer un decreto presidencial por el que la Dirección de Información para la Defensa -una especie de policía secreta-, pasará a depender de la presidencia, con lo que se cumple una de las exigencias de Estados Unidos para no congelar la ayuda al Gobierno nicaragüense.

Sorpresa

Humberto Ortega, presente en el acto castrense, no ocultó su sorpresa por el anuncio presidencial y declaró que hasta que no se apruebe la Ley de Organización Militar -que le fue entregada ayer a Chamorro- "no se sabrá cuanto es el tiempo" que permanecerá al frente del Ejército.El Consejo Militar se reunió ayer con carácter de urgencia para discutir el anuncio presidencial y, probablemente, difundirá su posición ante la situación en un comunicado, según un portavoz que solicitó permanecer en el anonimato.

También se reunieron ayer, según fuentes periodísticas locales, la presidenta Chamorro, el ministro de la Presidencia, Antonio Lacayo, y los dos hermanos Ortega, Daniel y Humberto, para discutir el anuncio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de septiembre de 1993