Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una muerte y dos misterios

El semanario Panorama, que sale hoy a los quioscos, -afirma que hay dos misterios en la muerte de Raúl Gardini: el primero, que la pistola con la que supuestamente se quitó la vida fue encontrada lejos del cuerpo, encima de un escritorio situado en la pared opuesta a la de la cama sobre la que fue hallado; el segundo, por qué ninguno de los presentes -en la casa de la plaza Belgioloso, de Milán,donde presuntamente se suicidó el ex presidente de Montedison, se dio cuenta de que éste se encontraba aún vivo cuando fue encontrado, cubierto de sangre, encima de su cama.Fueron los camilleros llamados para llevarse el presunto cadáver, recuerda la revista, quienes descubrieron que el corazón de Gardini latía todavía. De ahí su frenética carrera hasta el policlínico en el que Gardini falleció.Estos interrogantes surgen de las declaraciones de Roberto Michetti, brazo derecho y amigo. del financiero.

Sin embargo, los jueces que se ocupan del suicidio de Raúl Gardini han dicho que las apreciaciones de Panorama sobre lo lejos del cuerpo que fue encontrada la pistola con la que se habría disparado, no cambian la hipótesis de suicidio sobre la que trabajan.

Panorama pública, también el retrato de Gardini hecho ante los jueces por su cuñado Carlo Sama, también dirigente del grupo e implicado en las maxicomisiones flegales del caso Enimont. Sama pinta a Gardini como "sanguíneo y emborrachado por la búsqueda del poder" que utilizó el sector químico como trampolín de lanzamiento e invirtió en ello de forma visceral sus recursos mentales y empresariales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de agosto de 1993