Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inactividad y el toque de queda complican el ocio de los legionarios

El comandante Ramón Alvarez insiste en que la Agrupación Canarias es la primera interesada en esclarecer del todo el casó y en facilitar una total transparencia", aunque el hecho de que haya sido decretado secreto sumarial les impida, dice, dar cuenta de las investigaciones tras la desaparición de José Gámez Chinea.En sus primeras declaraciones tras la publicación de la segunda autopsia, el ministro de Defensa, Julián García Vargas, admitió que en las unidades de la Legión destacadas en Bosnia-Herzegovina la inactividad propicia la aparición de problemas de convivencia.

Pero lo cierto es que el agravamiento de los combates entre la Armija bosnia y el Consejo de Defensa Croata en la región de Mostar ha hecho que las tropas españolas se retiraran a un segundo término.

Las labores de interposición entre las partes se han abandonado por cuestiones de seguridad y la escolta de convoyes también se ha reducido. El coronel Ángel Morales, jefe de la agrupación, aseguró que las acciones bélicas en la zona de Mostar han reducido en un 50% la actividad de los cascos azules españoles.

A ello se añade que la difícil situación de las tropas del HVO, en el área ha desencadenado una movilización general y el cierre de bares y establecimientos. El toque de queda cae sobre Medjugorje a las nueve de la noche.

"Hacía fotocopias"

La vida en la base ha sido indefectiblemente afectada por estas circunstancias externas, aunque los mandos respondan, como una unidad adoctrinada, que la moral es alta, que se realizan tareas para preparar el invierno y que el ambiente en la base es excelente.El DRISDE se acupa cuidadosamente de impedir el contraste de esta realidad con entrevistas directas a la tropa. Y menos con los compañeros de cámara de Gámez Chinea, que sin duda han tenido ocasión de ser interrogados por los mandos.

"No queremos que ninguna declaración interfiera en la investigación oficial" dice el comandante Álvarez, que no descarta ninguna opción. "Ni siquiera que sea suicidio. El caso sigue abierto"

En cuanto desapareció el soldado fueron informadas las autoridades civiles y militares croatas, y el HVO participó en las investigaciones, que han sido centralizadas en la comisaría de Citluk, a cinco kilómetros de Medjugorje. El caso del legionario muerto ha sido motivo de comentario en la católica Medjugorje, famosa por las supuestas apariciones periódicas de la Virgen a varios lugareños.

De una primera impresión mayoritaria favorable a la tesis del suicidio, las últimas opiniones atribuyen a un compañero de Gámez Chinea la autoría del crimen. "Era un tío normal y corriente. Estaba en la plana mayor y hacía fotocopias", dice el comandante Álvarez en un arrebato de sinceridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de agosto de 1993