Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El argentino Mempo Giardinelli obtiene el Premio Rómulo Gallegos

El escritor argentino Mempo Giardinelli, que cumple 46 años el próximo lunes, recibirá ese mismo día en Caracas (Venezuela), el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, uno de los de mayor prestigio entre los autores en lengua española. Una hora después de enterarse ayer por teléfono, Giardinelli concedía la primera entrevista y parecía pedir ayuda: "¿Qué hago yo ahí, con Vargas Llosa, con García Márquez, con Carlos Fuentes y con todos ellos, yo, que soy un escritor del montón?".

Anda de un lado a otro en su apartamento del soleado y residencial barrio de Coglhan, al norte de Buenos Aires. Habla de sus hijas, de 19 y 17 años, que se quedaron a vivir en México con su madre cuando él regresó del exilio en 1985. De pronto se detiene, como asombrado, y dice: "No puede ser".Entonces repasa la breve historia del día como si por la mañana hubiera ocurrido algo extraño, fuera de control: "Yo no envié la novela a concurso, por tanto ni sabía que estaba entre las candidatas. Tampoco leí el periódico esta mañana y me acaba de contar un amigo que era una de las finalistas. Acababa de enterarme cuando llaman de Caracas y me dicen que gané. Ahora me entrevistan para un diario español. No puede ser, no puede suceder todo eso en una hora. Además, yo soy un escritor del montón. Estos premios son para Sábato, Bioy Casares, no para mí".

Una vez recompuesto y cuando parece capaz de ordenar las ideas, repara en otra coincidencia: "El premio me lo entregan el lunes, día de mi cumpleaños, y el único premio anterior que yo había ganado, el Nacional de Novela en México, me lo entregaron también el 2 de agosto. Eso sucedió en 1983, es decir, que se van a cumplir exactamente 10 años. ¿No estará alguien burlándose de mí?".

Mempo Giardinelli es un escritor y un personaje polémico dentro de la vida literaria argentina. Participa en los debates públicos sobre temas diversos, embiste contra las "capillas" y "mafias" literarias que se empeñan en no reconocerle su obra y no se deja encajar en ningún género.

Exiliado en México

Nacido en la provincia boscosa y tropical de Chaco, al norte del país, hijo de inmigrantes italianos, Giardinelli se hizo escritor en el oficio de periodista, militó políticamente en la izquierda, todavía vota a los socialistas, y se exilió en 1976 cuando la dictadura del general Jorge Videla desató la más feroz matanza y represión política de la historia contemporánea argentina. Regresó, como muchos, con inmensas pérdidas sentimentales y una vasta obra literaria. En México publicó La revolución en bicicleta, El cielo con las manos, un libro de cuentos y una tercera novela, Luna caliente con la que ganó el Premio Nacional de ese país en 1983.Un año antes, en abril de 1982, cuando comenzó la guerra de las Malvinas, sintió la necesidad de elaborar, a través de la saga de una familia de inmigrantes inspirada en la suya, "la metáfora de la construcción de una nación". Nueve años más tarde, con esa novela de 646 páginas ya terminada, que se titula El santo oficio de la memoria, Giardinelli iba a ganar el Premio Rómulo Gallegos, al que se presentaron 146 novelas de Hispanoamérica y que concede un premio calculado en un millón de bolívares.

"Mi novela -dice Giardinelli- se propone como una batalla contra el olvido. Es compleja, pero creo que no es obvia ni panfletaria. Trata de revisar lo que yo llamo la tragedia argentina. Está dedicada a la memoria de mis padres y también a mis hijas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de julio de 1993