Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía atribuye a jovenes próximos a ETA la explosión de pequeños artefactos en Alicante

Cuatro artefactos de escasa potencia estallaron, alrededor de las cinco de la madrugada de ayer, en tres establecimientos comerciales de la provincia de Alicante. Las explosiones, una en el hipermercado de Pryca en San Juan, otra en Pryca de San Vicente del Raspeig y otras dos en Continente de Finestrat, causaron daños materiales de poca importancia en estanterías de productos puestos a la venta. Los investigadores sospechan que la autoría pueda corresponder a jóvenes radicales vascos afines a la organización terrorista ETA.

La explosión del supermercado de San Vicente no se detectó hasta la apertura del establecimiento al público. "Eso da idea de su escasa consideración", señaló ayer un portavoz del Gobierno Civil de Alicante, que indicó que "los daños producidos se reducen a la rotura de alguna botella y otros enseres situados en las estanterías afectadas por los estallidos".El artefacto que estalló en el centro comercial de San Juan fue calificado por su director, Rudersindo Hernando, de un "petardillo" que causó "muy pocos daños" en una estantería de bo tes de aceite para coches de la sección de bazar. "Ha producido más suciedad que otra cosa", se ñaló. Según los investigadores, los artefactos explosivos fueron colocados antes de la madrugada de ayer y accionados por medios electrónicos.

Los establecimientos se encuentran cerrados durante la noche y en ellos sólo circulan vigilantes nocturnos. Allí dónde se produjeron los atentados se encontraron restos de cables y baterías eléctricas y cajas de despertadores; electrónicos.

Por otra parte, el miembro de la cúpula de ETA que decidía la ejecución de atentados, Felipe San Epifanio, Pipe, ha sido apartado de la dirección de la banda, según informó ayer la Cadena SER. Se le reprocha haber impedido, con el atentado del mes pasado en Madrid, la proclamación de, una tregua por parte de ETA. El debate interno en ETA, según la emisora, se ha agudizado tras este atentado que costó la vida a siete personas.

El Gobernador Civil de Vizcaya, Daniel Vega, manifestó ayer, por otra parte, que prosiguen las investigaciones para localizar a los miembros del comando Vizcaya de ETA, según informa Europa Press. Se sospecha, añadió, que están en la provincia desde que hace un mes fue hallado un importante alijo de explosivos en el cementerio de Basauri (Vizcaya).

Mientras, la casa que ETA utilizó en Bidart (País Vasco francés) para la fabricación de armas y explosivos fue vendida ayer en subasta por 13 millones de pesetas, una cantidad muy inferior a su valor inmobiliario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de julio de 1993

Más información

  • Felipe San Epifanio, excluido de la dirección de la banda