Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania vuelve a intervenir en defensa de un franco débil

El Bundesbank (banco central alemán) tuvo que intervenir ayer nuevamente en defensa del franco francés, que ayer sufrió duros ataques, mientras se intensificaban los rumores sobre su supuesta salida sel Sistema Monetario Europeo (SME). El dólar estadounidense ganó posiciones frente a todas las monedas del SME, incluida la peseta, que se mantuvo estable frente al marco.La jornada se inició con una fuerte caída del franco, que cotizór a 3,4125 frente al marco. Al llegar a ese nivel, y ante el peligro de acercarse a su límite en el SME (3,4305), Alemania y Francia desenterraron la vieja colaboración -reconocida en dos ocasiones, el 22 de septiembre y el 6 de enero- y consiguieron, con intervenciones, devolverlo al nivel de 3,4075 francos por marco.

El ministro alemán de Finanzas, Theo Waigel, declaraba a media mañana en Bruselas que su país defendería el franco con la misma voluntad que en las dos veces anteriores. A su juicio, "la estrecha cooperación entre ambos países ha tenido éxito hasta la fecha y seguirá igual". Añadió Waigel que los mercados acabarán comprendiendo que los indicadores franceses deberían estabilizar el franco.

Alemania salía así al paso de los rumores surgidos desde finales de junio, tras la suspensión de la cumbre franco-alemana. El aplazamiento de la reunión hasta el 3 de agosto fue interpretado por los mercados como una negativa del Bundesbank a aceptar una reducción coordinada de tipos de interés, mientras el Banco de Francia continuaba con su política de rebaja del precio del dinero para relanzar la economía. Francia ha bajado diez veces sus tipos desde que Edouard Balladur formó gobierno.

También ayer, el ministro francés de Economía, Edmond Alpliandéry y el propio Balladur, hicieron declaraciones tranquilizadoras sobre la permanencia del franco en el SME. "Estoy vinculado indestructiblemente a la estabilidad del franco en el SME", dijo Balladur. A pesar de todo, la inversión extranjera seguía ayer abandonando el mercado de deuda pública francesa.

España mantiene tipos

En España, los mercados se mantuvieron tranquilos, con una peseta estable frente a las principales monedas europeas. El dólar sí ganó posiciones y llegó a cotizar a 134 pesetas, aunque a primera hora de la tarde el cambio se situaba a 133,10 pesetas por dólar, frente a las 132 a que había cotizado el viernes.

El Banco de España envió ayer signos claros de que no tenía intención de volver a reducir el precio oficial del dinero en la subasta decenal de certificados (CEBEs) de hoy. La autoridad monetaria intervino ayer al 11,12% en el mercado interbancario (ligeramente por encima del 11,05% del viernes). Todos los analistas coincidían en apostar por el mantenimiento del 11% para la subasta de esta mañana y defendieron la prudencia mantenida por el banco emisor en las últimas semanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 1993