Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE EUROPA

Serbios y croatas estrechan su alianza militar contra los musulmanes en Bosnia central

Los serbios ofrecen apoyo militar activo a los croatas en Bosnia central, según fuentes occidentales. Ayer se produjeron duros combates en la zona, donde se han reproducido los casos de limpieza étnica. En Zenica, nueve personas resultaron muertas. Sarajevo ha sido víctima de violentos bombardeos. Gorazde sufre de nuevo la presión militar. Las provocaciones croatas a las tropas españolas marcaron ayer la jornada en que se encontró el cuerpo del sargento José Antonio Delgado Fernández, que fue recibido con grandes honores en el cuartel de Dracevo.

Mientras en Ginebra la facción de la presidencia bosnia partidaria de la liquidación de Bosnia-Herzegovina negociaba con los presidentes de Serbia, Slobodan Milosevic, y Croacia, Franjo Tudjman, fuentes occidentales que se han entrevistado con el líder croata en Bosnia, Mate Boban, confirmaron a EL PAÍS que "la coordinación entre serbios y croatas en. Bosnia funciona bien. Los serbios están ya dando apoyo militar activo a los croatas en su lucha contra los musulmanes en Bosnia central y el derrocamiento de lzetbegovic" -por parte de los miembros de la presidencia bosnia, el croata Franjo Borac y el musulmán Fikret Abdic- "es una perfecta operación de Mate Boban".Boban manifestó abiertamente hace tan sólo cuatro días en una reunión con representantes extranjeros que Izetbegovic es su máximo enemigo y que su diálogo con el líder serbio Radovan Karadzic va "por buen camino".

El general Agustín Muñoz Grandes, jefe de la Fuerza de Acción Rápida, se dirigió a la tropa en el cuartel en Dracevo, a orillas del Neretva, poco después de que dos blindados trajeran el cuerpo del último de los cuatro soldados muertos el sábado al caer su vehículo a este río en el puente de Drenica, al norte de Mostar.

Muñoz Grandes declaró después a EL PAÍS que pese al dolor de; todos los miembros de la Agrupación Canarias y la preocupación por el deterioro de la situación el Ejército y la sociedad española están orgullosos de la tarea que realizan. "Me voy con tranquilidad porque he visto que la moral es altísima. Hay tristeza, pero tenemos la decisión de cumplir esta misión", señaló.

Muñoz Grandes se mostró preocupado por los últimos incidentes protagonizados por el Consejo de Defensa Croata (HVO) en contra de las tropas españolas, pero precisó: "Todos saben que nuestra neutralidad entre los combatientes es exquisita". Calificó de "absoluta mentira" las acusaciones formuladas por el HVO contra las tropas españolas por su supuesto suministro de armas a las tropas musulmanas en Mostar. El general aseguró que "todas las medidas de seguridad humanamente posibles ya están tomadas" por los cascos azules españoles desplegados en Bosnia-Heregovina.

Miembros de un convoy español confirmaron ayer que fuerzas croatas habían tendido un cable de acero en un control en las cercanías de Mostar, a una altura que dejaba claro que tenía por objeto decapitar al soldado que fuera asomado por la escotilla del blindado. El sargento de la Legión, Juan Guerrero, vio el cable y se agachó. La torreta lo rompió.

Observadores militares manifestaron ayer que es inminente una escalada del conflicto en la región de Jablanica, donde se hallan al menos 300 cascos azules españoles, ya que Boban quiere expulsar hacia el sur a la población musulmana.

Nueva 'limpieza étnica'

En Bosnia central, entre tanto, se han reproducido los casos de limpieza étnica. Según las tropas británicas, allí acantonadas, las fuerzas del HVO están expulsando de sus casas a civiles musulmanes. Los pueblos más afectados se hallan cerca de Vares, a 50 kilómetros al norte de Sarajevo. "Llegan a sus casas y les espetan: tenéis una hora para irnos", asegura la portavoz británica Tricia Purves. De forma casi simultánea, fuerzas musulmanas están expulsando de Novi Travnik a los croatas.

Según Radio Sarajevo, las fuerzas serbias volvieron ayer a bombardear los enclaves protegidos de Gorazde y Srebrenica, en Bosnia oriental. En Zenica, en el centro de la república, se han reproducido los bombardeos. Las investigaciones sobre la matanza del martes, cuando una granada cayó sobre un grupo de civiles que jugaban al ajedrez, matando a nueve de ellos, apuntan al HVO.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 1993

Más información

  • Crecen las provocaciones del HVO contra los 'cascos azules' españoles en Mostar