Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE EUROPA

Francia anuncia el relevo del general Morillón como jefe de los 'cascos azules'

El polémico general Philippe Morillon, de 57 años, comandante en jefe de las Fuerzas de Protección de las Naciones Unidas en Bosnia-Herzegovina (UNPROFOR), dejará su puesto y regresará a Francia, según anunció anoche el ministro francés de Defensa, François Leotard, en un programa de televisión. Leotard, que dijo que se trataba de una decisión adoptada por la ONU, informó que otro general francés, Jean Cot, reemplazará al general sueco Lars Eric Wahlgren como comandante en jefe de las tropas de la ONU en todo el territorio de la antigua Yugoslavia. No se conoce todavía el nombre del sucesor de Morillon.La noticia de la sustitución de Morillon se produce horas después de que el primer ministro francés, Edouard Balladur, anunciase a la Asamblea Nacional la decisión de enviar 800 nuevos soldados a Bosnia-Herzegovina. Leotard destacó en su intervención el nuevo carácter de la misión. "Nuevas misiones exigen nuevos comandantes", dijo.

Morillon se dio a conocer a la opinión pública internacional durante el sitio de Srebrenica, cuando consiguió romper el cerco de las milicias serbias y penetrar en la ciudad con numerosos camiones cargados de alimentos y medicinas. El tratamiento inicial héroe contrasta con las críticas recibidas desde numerosos sectores que le acusaron de favorecer la limpieza étnica con sus planes de sacar a las poblaciones civiles de Srebrenica y Zepa.

Balladur aseguró que las nuevas tropas serán desplegadas en Sarajevo y en otras zonas de seguridad. ¿Por qué Sarajevo?, preguntaron algunos diputados. "El Gobierno francés considera que Sarajevo es un símbolo", respondió Léotard. Francia cuenta con 5.000 cascos azules en la antigua Yugoslavia, de los cuales la mitad se hallan desplegados en Bosnia-Herzegovina.

El Gobierno británico ha anunciado el envío de doce aviones Jaguar a la zona. El primer ministro, John Major, afirmó ante la Cámara de los Comunes que no tenía "en la cabeza el envío inmediato" de más tropas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 1993