Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NUEVA LEGISLATURA

González limita su oferta a Pujol a una coalición

El líder socialista recibe hoy en el palacio de la Moncloa al presidente de la Generalitat

El Presidente del Gobierno en funciones, Felipe González, limitará hoy su oferta al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, a que Convergéncia i Unió (CiU) participe con los socialistas en un Gobierno de coalición. Jordi Pujol será recibido a mediodía de hoy en el palacio de la Moncloa por Felipe González, quien mañana hará el mismo planteamiento a Xabier Arzalluz, presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV). La próxima semana, González se reunirá con los dirigentes sindicales para dialogar sobre la crisis económica y el pacto social. No esperará a la constitución del Gobierno para abrir las conversaciones con los sindicatos. Fuentes del entorno del residente del Gobierno señalan que hasta momento las perspectivas son optimistas.

La posición de Felipe González sobre los pactos se va concretando a medida que avanzan los días. Pese a la entrevista que ayer mantuvo con Francisco Frutos, dirigente de Izquierda Unida, las fuentes informantes insisten en que el objetivo central del líder socialista consiste en lograr la formación de un Gobierno de coalición con los nacionalistas vascos y, catalanes, mientras con IU sólo se aspira desde La Moncloa a llegar a acuerdos puntuales si fuera posible.La reunión de ayer de Felipe González con Francisco Frutos transcurrió en un ambiente cordial, que! el presidente de Gobierno en funciones pretende ensayar en el futuro con IU. La conveniencia de abrir el diálogo con los sindicatos, con quienes se reunirá la próxima semana, para avanzar en el pacto social sobre el empleo estuvo en el centro del primer contacto de la ronda inaugurada por Felipe González.

Pero González aspira fundamentalmente a cerrar un pacto de gobierno con los nacionalistas catalanes y vascos para asegurarse la gobernabilidad en la legislatura. Fuentes del entorno del presidente insisten en las coincidencias programáticas del PSOE con los nacionalistas en política exterior y económica y en la oportunidad histórica que ha surgido para comprometer a los dos nacionalismos periféricos en la gobernabilidad del país. Asimismo se dan razones estratégicas, como la necesidad de cerrar le el paso por el centro político al Partido Popular (PP). Si González no cierra ese flanco se le hace prácticamente imposible la gobernabilidad, según aseguran fuentes socialistas.

Reticendas de Pujol

Jordi Pujol acude a la reunión con Felipe González en una situación dificil. Por un lado, ha expresado públicamente su reticencia a un pacto de gobierno con los :socialistas, que supondría un auténtico giro en la política tradicional de CiU, de confrontación hacia el Gobierno central. Pero por otro, Pujol está siendo presionado en estas fechas por diversos sectores económicos y sociales de Cataluña -incluidos destacados miembros de su partido- para que alcance un acuerdo global con Felipe González.

Desde los sectores económicos se está lanzando a Pujol el mensaje (le que la mejor manera de afrontar la grave crisis económica es participar desde el Gobierno en la batalla contra ella y condicionar de ese modo las vías de combatirla en el terreno industrial y económico. En medios económicos catalanes se asegura que "un Gobierno de coalición del PSOE con los nacionalistas es el que más garantías de estabilidad ofrece en estos momentos".

Según fuentes próximas al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol exige que, en el hipotético caso de que miembros de CIU se incorporen al Gobierno, él seguirá siendo el interlocutor con el Ejecutivo central. De hecho, Pujol está protagonizando las declaraciones públicas y la posición de CiU en torno a los pactos, en detrimento del secretario general de Convergència, Miquel Roca.

Tras reunirse con Pujol, González mantendrá el primer contacto con el presidente del PNV, Xabier Arzalluz. La posición de los nacionalistas vascos viene condicionada por la que mantengan los representantes catalanes, dado que el PNV sólo aporta cinco escaños frente a los 17 de CiU. Sin embargo, Arzalluz, aunque también ha mostrado reticencias hacia el pacto de gobierno con los socialistas, ha asegurado rotundamente que está dispuesto a contribuir a la gobernabilidad de España.

Las menores reticencias de Arzalluz hacia el pacto con los socialistas respecto a Pujol radican en que el líder nacionalista vasco tiene suscrito un pacto de gobierno con el PSOE en Euskadi. Pese a todo, los nacionalistas vasco! apenas tienen tradición pactista con el Gobierno central, frente a los catalanes, que han contribuido en diversas ocasiones en la primera mitad de siglo a la gobernabilidad de España.

González, a Copenhague

Felipe González viajará el domingo a Copenhague, a la reunión semestral de los Doce, con un primer dibujo sobre cuál es la actitud de Izquierda Unida, CiU y PNV respecto a su oferta de hacerles partícipes de la gobernación del país durante los próximos cuatro años. En la ronda de la próxima semana se materializarán las posibilidades del pacto.

En la dirección del PSOE existía ayer cierta preocupación por la actitud distante que demostraba el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, aunque esta sensación no es la que tiene el propio González, según ha comunicado a miembros de la ejecutiva. Según el líder socialista, Pujol actúa como es habitual en él en los prolegómenos de unas negociaciones de la trascendencia de las actuales. González sigue confiando en alcanzar el pacto de gobierno con los nacionalistas catalanes y vascos.

Los socialistas confían en que Pujol vencerá el temor a hipotéticas desventajas electorales en Cataluña que le puede acarrear un pacto con el PSOE por las ventajas que le produzca un pacto de gobierno en su posibilidad de condicionar la salida a la crisis.

En medios del Gobierno se mantiene la tesis de que un pacto con los nacionalistas no tiene por qué obstaculizar la negociación con los sindicatos del pacto social de empleo, cuya ronda abrirá González a su regreso de Copenhague.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de junio de 1993