Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NUEVA LEGISLATURA

Tirantez y enfrentamientos en Convergència

JOSÉ ANTICH La dirección de Convergència Democrática de Catalunya (CDC) vive momentos de gran tensión ante la intransigencia del presidente del partido y de la Generalitat, Jordi Pujol, de no alterar su decisión de no participar en un Gobierno de coalición. Cualificados dirigentes nacionalistas aseguraron que en la reunión que mantuvo anteayer el secretariado permanente de CDC para preparar la entrevista con Felipe González se produjeron momentos "de gran tirantez" hasta el extremo de que el secretario general del partido, Miquel Roca, optó por guardar silencio durante toda la reunión.

El silencio de Roca vendría motivado entre otras razones por el hecho de que Pujol hubiera asumido durante estos días todo el protagonismo en las conversaciones con representantes de otras formaciones políticas y le haya marginado totalmente. Roca se mantuvo igualmente en silencio en la reunión del comité ejecutivo del pasado día 7.

La voluntad de Felipe González de incorporar a los nacionalistas al Gobierno había hecho concebir esperanzas a los dirigentes de CDC más proclives al gobierno de coalición. Hasta el extremo de que eran varios los colaboradores de Pujol que empezaban a calibrar la posibilidad de que la dureza de Pujol con los socialistas fuera exclusivamente táctica.

El ambiente de la reunión el martes fue muy tenso, hasta el punto de que Pujol y Roca acordaron volver a verse para encauzar la relación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de junio de 1993