Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Owen confía en el cerco diplomático a los serbios para alcanzar la paz

David Owen, mediador internacional de la Comunidad Europea en el conflicto de la antigua Yugoslavia, se mostró ayer optimista con respecto a un final de la guerra en los Balcanes. En el transcurso de una entrevista concedida a Canal+ en Londres, Owen señaló que el cerco diplomático se ha estrechado en torno a las pretensiones serbias y añadió que calculaba que en cinco semanas los serbios de Bosnia se darán por vencidos.Tras destacar que está harto de negociar con "unos mentirosos que sólo poseen un triste historial de violencia", el político británico manifestó que lo más importante ahora es cerrar la frontera entre Bosnia-Herzegovina, de un lado, y Serbia y Montenegro, de otra parte. Owen calificó de poco serio el referéndum celebrado por los serbios de Bosnia y agregó que el plan de paz sigue siendo válido, aunque se pueden introducir modificaciones aceptadas por las tres partes.

Explicación de Morillon

El general francés Philippe Morillon, jefe de las Fuerzas de Protección de la ONU (Unprofor) en Bosnia-Herzegovina, cree que la razón profunda del conflicto en Bosnia estriba "en el miedo a los otros", y que la paz no podrá ser restablecida por la fuerza. Así lo declaró ayer en Sarajevo, en una entrevista al subrayar su convicción de que deberían extenderse iniciativas como las que han convertido los enclaves musulmanes de Srebrenica y Zepa, entre otros, en zonas de seguridad protegidas por la ONU.

"La enfermedad de este país es el miedo; esto es lo que les ha llevado a enfrentarse los unos contra los otros; esto es lo que han explotado un gran número de dirigentes", dijo el militar francés al dar sus impresiones sobre las razones de la guerra entre croatas, bosnios y serbios. "El motor de la acción en todas partes fue el miedo; el miedo al genocidio, el miedo de que vengan a matarlos... Viejos terrores ancestrales han sido reanimados... Hay que ayudarlos a curarse", añadió al subrayar que la presencia de Unprofor en este sentido, "es muy importante" porque "los tranquiliza".

Al ser preguntado sobre un eventual acuerdo serbiocroata contra Bosnia, se mostró escéptico. "No creo que ocurra; al fin y al cabo, es entre serbios y croatas donde las tensiones son más fuertes, desde el comienzo; no tengo conocimiento de que haya contactos secretos entre los serbios y los croatas", dijo.

Morillon excluye la fuerza como medio para restablecer la paz. "Hay todavía señores de la guerra que no quieren perder su poder, ahí es donde se puede hacer algo", afirmó el general francés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de mayo de 1993