Prestaciones y precios de los seguros privados

Los seguros privados en Estados Unidos ofrecen las siguientes prestaciones y precios, según los casos:

Elección. Se permite la elección de cualquier médico y hospital en cualquier punto de Estados Unidos.

Gastos no cubiertos. Los 200 primeros dólares (24.000 pesetas) de gastos médicos al ano no están cubiertos.

Gastos de hospital. Cubre al cien por cien los gastos de hospital durante 40 días, y sólo parcialmente en las semanas siguientes si se trata de una enfermedad muy larga.

Maternidad. El servicio de maternidad está cubierto por completo, sea cual sea su duración o complicaciones.

Exclusiones. No cubre los servicios de dentista ni las enfermedades mentales, excepto cuando son necesarios como consecuencia de un accidente.

Este tipo de seguro sirve de modelo para familias de clase media-media, con un poder adquisitivo en tomo a los 50.000 dólares anuales (6 millones de pesetas). El mayor problema de este tipo de pólizas es que su precio puede aumentar hasta los 750 dólares (90.000 pesetas) mensuales cuando el beneficiario es mayor de 50 años, y sobrepasa los 1.000 dólares (120.000 pesetas) si el que la suscribe está por encima de los 65 años, edad a partir de la cual los norteamericanos están cubiertos parcialmente por otro servicio público de salud llamado Medicare.

Más baratos

Con ingresos por debajo de los 50.000 dólares anuales, las familias norteamericanas suelen acogerse a seguros más baratos y con algunas restricciones más. Un modelo de este grupo sería un seguro de 150 dólares (18.000 pesetas) al mes y que, igual que el anterior, incluye a todos los miembros de la familia. Las principales diferencias de tal póliza son las siguientes:Lista limitada. Los médicos y hospitales a elegir están limitados a una lista que anualmente elabora la propia compañía en la zona en la que reside el abonado.

Sin cobertura. No están cubiertos los primeros 300 dólares (36.000 pesetas) de gasto médico al año.

Internamiento. El internamiento en un hospital sólo está cubierto al cien por cien durante dos o tres semanas, aunque están igualmente cubiertos en su totalidad los servicios por maternidad.

Los precios de este tipo de seguro se multiplican también geométricamente en función de la edad del titular de la póliza, y como en la mayoría de los seguros, no están incluidas las enfermedades que el beneficiario padecía antes del contrato. Ni el Estado ni ningún seguro de los que normalmente están al alcance de las posibilidades de la clase media cubren las enfermedades crónicas, como los problemas cardiacos, las artrosis y otras semejantes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS