Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno canario intentará cerrar el pacto con Hacienda que desató la crisis

Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Gobierno canario, el socialista Jerónimo Saavedra , reajustó ayer su gabinete, formado tan sólo por él y los cinco consejeros del PSOE, tras la renunci& de- las Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC), que le presentaron anteayer, junto a otras fuerzas nacionalistas, una moción de censura. Saavedra anunció que intentará cerrar el miércoles las negociaciones con el Ministerio de Economía y Hacienda sobre la ley económica que originó la crisis política.

Julio Pérez, titular de Sanidad y Asuntos Sociales, pasó ayer a ser también vicepresidente del Ejecutivo regional y consejero de la presidencia, hasta la celebración en el Parlamento canario del pleno en el que se debatirá la moción de censura. Los restantes consejeros socialistas han asumido, según publicó ayer el Boletín Oficial de Canarias, las carteras vacantes por la dimisión de los consejeros de las AIC.El Gobierno presidido por Saavedra se reunió ayer, con carácter extraordinario, en Las Palmas de Gran Canaria. El Ejecutivo acudirá el miércoles a la cita prevista en Madrid con el Ministerio de Economía y Hacienda para cerrar las negociaciones sobre la ley de reforma de las bases económicas del Régimen Económico Fiscal (REF), específico del archipiélago.

Precisamente, el Gobierno canario se dividió en esta cuestión. Los socialistas aprecian la última oferta de Madrid, mientras que AIC la rechaza y reivindica mayores incentivos fiscales para las empresas que se instalen en el archipiélago. Saavedra declaró ayer que la moción de censura "se debe a una razón política, para formar un Gobierno nacionalista de cara a las próximas elecciones generales". Indicó, asimismo, que sus autores eligieron el momento para poder utilizar las diferencias con Madrid sobre la ley económica como bandera electoral.

El candidato nacionalista a la presidencia, Manuel Hermoso Rojas, de las AIC, dedicó su primer día fuera del Ejecutivo a preparar el programa de gobierno que expondrá ante la Cámara. De prosperar la moción de censura, las AIC se quedarían, en principio, además de la presidencia, con las consejerías que desempeñaban con el PSOE (Economía y Hacienda; Agricultura y Pesca; Obras Públicas, Vivienda y Aguas; Turismo y Transportes, y Presidencia).

La vicepresidencia es aún objeto de negociación en el seno de la coalición nacionalista. Las carteras de Política Territorial y Educación, Cultura y Deportes, corresponderían a una de las fuerzas que apoyan a las AIC, Iniciativa Canaria (ICAN), y las de Industria, Sanidad y Trabajo recaerían en el Centro Canario Independiente (CCI).

El voto del PPDada la fragmentación del Parlamento de Canarias, que permite diversas combinaciones, el Partido Popular (PP, con seis duputados) propondrá al sector moderado de la coalición nacionalista (AIC, CCI y Asamblea Majorera) la formación de un Gobierno de centro-derecha que excluya a la formación izquierdista ICAN. Un pacto de esta naturaleza gobernó en las islas durante la pasada legislatura, en la que los populares acabaron siendo expulsados del Gobierno.

A pesar de ello, el presidente regional del PP, José Miguel Bravo de Laguna, y el presidente del Grupo Popular en el Parlamento, Fernando Fernández, adelantaron ayer que el comité regional de su partido discutirá el próximo jueves tanto esta alternativa como su papel, en la hipótesis de que el pacto nacionalista afronte solo la votación.

El PSOE (con 23 diputados de un total de 60) no se esforzará por quebrar la alianza nacionalista (que suma 31 votos), por "coherencia ética", según indicó Saavedra, que es secretario regional y vocal de la ejecutiva federal socialista.

Por su parte, los principales sindicatos de las islas criticaron en declaraciones a Servimedia la presentación de la moción de censura y la consideraron ineficaz e inoportuna. El secretario regional de CC 00, Felipe Martos, calificó de "seudonacionalista" el hipotético Gobierno resultante de la coalición de grupos opuestos a Saavedra.

El secretario general de UGT de Gran Canaria, Miguel Ángel Hernández, indicó que la moción de censura "es un despropósito y se presenta en el momento más inoportuno". Las organizaciones empresariales de las islas no se han querido pronunciar sobre el intento de apartar al PSOE del Gobierno ínsular, aunque solicitan al nuevo Ejecutivo que negocie con la Administración central mejores incentivos fiscales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de marzo de 1993

Más información

  • Saavedra reajusta el Ejecutivo tras sufrir una moción de censura