Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nieve intercepta las comunicaciones con el norte de España por carretera y ferrocarril

La nieve caída en las últimas horas mantenía ayer colapsadas las comunicaciones con la mitad norte de España. Más de 200.000 personas del País Vasco y de la cornisa cantábrica estuvieron gran parte del día sin luz y los desplazamientos ferroviarios sufrieron largas demoras o fueron suspendidos. Las precipitaciones de nieve fueron cuantiosas en la Meseta Norte, Vitoria, La Rioja e interior de Galicia. Muchos puertos de las cordilleras Cantábrica e Ibérica permanecían ayer cerrados o había que cruzarlos con cadenas. El tránsito aéreo no se vio alterado. Las previsiones meteorológicas no indican cambios para hoy.

Centenares de poblaciones de Burgos, León, Palencia, Álava y Cantabria seguían aisladas por la nieve. La intensa nevada impidió disputar el partido Real Burgos-Atlético de Madrid en el estadio burgalés de El Plantío y el Oviedo-Cádiz, en la capital asturiana.Una avería en el tendido eléctrico entre El Escorial y Ávila en la línea de ferrocarril que une Madrid con el norte de España provocó el desvío del tráfico por el trayecto alternativo de Segovia-Medina del Campo. La reparación de la avería permitió reanudar el tránsito normal por la tarde. Según Renfe, el cambio de itinerario produjo una acumulación "incalculable", de retrasos al que se añadió la paralización de parte del tránsito ferroviario en el País Vasco.

La nieve dejó incomunicada por tierra Vitoria y unos 25 pueblos alaveses. La carretera Nacional-I, hacia Pamplona e Irún, estuvo cerrada la mayor parte del día, mientras que en dirección a Burgos, con cortes temporales, se aconsejaba el uso de cadenas. La autovía Vitoria-Bilbao sólo permaneció abierta para turismos, que debían circular con cadenas. El transporte por tren se suspendió en los trayectos regionales y todos los demás sufrieron retrasos, informa Pedro Gorospe. Al mediodía de ayer, los trenes desde Madrid estaban retenidos en Burgos, Miranda de Ebro, Vitoria o Alsasua, y no llegaron a salir de Irún aquellos cuyo destino era Salamanca y Vigo. El Talgo hacia Madrid salió a las 15.35 y se le esperaba con horas de retraso.

En Vitoria, la nieve cuajó formando una capa de 30 centímetros, que alcazó el medio metro en algunos barrios periféricos.

La tormenta provocó que varios pueblos se quedaran sin fluido eléctrico. En Vizcaya: Ondarroa, Markina, Zaldivar, Areatxa, Villaro, Zeanuri, Mañaria, Berriz, Yurre y Ermua. En Álava, 13 aldeas de La Llanada y el barrio de Zaramaga en Vitoria. En el de Ariznabarra los vecinos sufrieron también varios cortes al igual que el polígono industrial de Betoño. En Guipúzcoa las zonas más afectadas corresponden a Lazkao, Segura, Legazpia, Ezkio-ltxaso, Ormaíztegi, Ordizia y Bidegoia.

En Asturias, el temporal mantiene aislados por carretera a 157 pueblos de la montaña. Permanecieron cerrados al tráfico 16 puertos y pasos, y en otros 10 era necesario el uso de cadenas, informa Javier Cuartas. Las nevadas bajaron en las últimas horas a una cuota inferior a los 200 metros. Fueron de cierta intensidad en Oviedo y llegaron a caer copos en algunas ciudades de la costa como Gijón y Avilés. La flota pesquera permanece amarrada.

En Palencia el aislamiento afectaba a 100 aldeas, y en la provincia de León, a 15 puertos de montaña -cerrados- y 11.500 habitantes, repartidos por 170 pueblos. Media docena de aldeas de Los Ancares y Riaño tenían problemas con el suministro eléctrico y el teléfono.

En Burgos los pueblos aislados eran 55 -de los cuales 30 carecían de luz-, y Cantabria se encontraba incomunicada con el sur. Todos sus puertos principales estaban cerrados al tráfico y unas 300 localidades se hallaban bloqueadas, informa Jesús Delgado. El tránsito por zonas montañosas de Navarra, Soria y Teruel también se realizaba con dificultades.

El Instituto de Meteorología informó que continuaban las precipitaciones de nieve sobre Valladolid, Soria, Burgos, Vitoria, Logroño, interior de Galicia y Ponferrada. Para hoy se esperan nevadas en Castilla-La Mancha y Extremadura por encima de los 600-700 metros de altitud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de marzo de 1993

Más información

  • El mal tiempo continuará hoy, según las previsiones meteorológicas