Un escrutinio paralelo

Un escrutinio independiente realizado ayer por EL PAÍS con los datos obtenidos en 15 colegios electorales de cuatro barrios de La Habana arrojó como resultado que entre un 20 y un 30% de los 4.500 ciudadanos que depositaron su papeleta en estos colegios votó nulo, en blanco o dividió el sufragio.El resultado corroboró en parte los datos oficiales, pero descubrió también diferencias, algunas significativas. Así, entre un 12 y un 1,5% de dichos ciudadanos anularon su papeleta de voto o votaron en blanco, lo que en la isla se interpreta como un rechazo del sistema. La mayor parte de los cubanos que anularon su papeleta -el 8%- lo hizo tachándola o escribiendo un "no" en ella.

El 11% votó sólo por algunos de los candidatos, algo que el régimen procuró evitar con su consigna del "voto unido".

Más información
Castro evoca su eventual retirada dentro de cinco anos después de ser elegido con el 99% de los votos

En estos 15 colegios todos los candidatos oficiales a diputados obtuvieron más del 50% de los votos emitidos -el requisito legal era el 50% de los votos válidos-, por lo cual salieron elegidos diputados. También se confirmó que el índice de abstención fue mínimo, sólo un 3%, cercano al 1,6% oficial.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS