El PP rebaja una cuarta parte su "optimista" previsión de construir 72.000 pisos

El Ayuntamiento ha tenido que dar un tijeretazo a su previsión inicial de recalificar el suelo destinado a 72.753 pisos en las zonas elegidas para el ensanche de la ciudad. Losestudios encargados por la Oficina del Plan General han demostrado que las previsiones eran muy "optimistas" reconoce el Ayuntamiento. El nuevo plan prevé la construcción de 54.520 pisos, de los que dos terciosserán protegidos (en el primer documento, el 75% eran viviendas baratas). Sin embargo, la tijera no ha actuado en los suelos para oficinas y comercios. La edificabilidad no residencial aumenta un 44%.

Más información

El proyecto del Gobierno municipal para recalificar suelo en Carabanchel, Vallecas Villa, Fuencarral y Hortaleza para construir seis nuevos barrios debe volver este mes al Ayuntamiento para su segunda aprobación en pleno. Desde que cumplió el primer trámite, en junio pasado, el plan ha sufrido importantes variaciones y ha recibido 69 sugerencias de vecinos, propietarios, instituciones y partidos políticos. El Canal de Isabel 11, por ejemplo, recordaba en las suyas que había que prever nuevas conducciones de agua si es que se querían construir tantas casas.La modificación principal afecta al número de viviendas, que se reduce en un 25%, de 72.753 a 54.520. El recorte va en la línea de las exigencias de la Comunidad de Madrid, que pugnaba porque el ensanche se ciñera a unos 25.000 pisos. El plan general de 1985, aún en vigor, limita la construcción de viviendas en estas zonas a 8.505, de ahí que sea necesaria la recalificación de los terrenos afectados.

"La reducción se ha efectuado por razones de calidad urbana", asegura el gerente de la oficina que redacta el nuevo plan general, Luis RodríguezAvial. "Las cifras iniciales, que se proyectaron sin un criterio global, se retocaron después de los estudios encargados para cada zona, que aconsejaron reducir la edificabilidad para conseguir calidad residencial". En Vallecas Villa, además, el recorte viene obligado por la línea del tren de alta velocidad que, en su día, partirá en dos la zona de crecimiento. "Se prescinde de unas 7.000 viviendas que quedarían al este de la vía".

Rodríguez-Avial reconoce que Urbanismo ha pecado de cierto optimismo al manejar las primeras cifras. "Pero lo importante es que hemos llegado al convencimiento de que había que reducir el número de viviendas".

No es urgente

Sin embargo, el plan de ensanche del PP no tendrá el apoyo de la oposición. El PSOE retirará su voto de confianza de junio (entonces se abstuvo) y se mostrará en contra. "Queremos que este crecimiento se discuta dentro del nuevo plan general", explica el concejal socialista José María de la Riva. "No es un proyecto tan urgente como para hurtar un debate sobre lo que representará esta realificación masiva, ya que aún hay suelo en la ciudad para edificar 90.000 viviendas".

Francisco Herrera, portavoz de IU, tampoco votará a favor, aunque está conforme con la reducción del número, de viviendas. "Las primeras cifras eran una barbaridad", comentó. "Sin embargo, en el primer plan, el 75% de las viviendas eran protegidas, y ahora sólo lo serán el 66%", criticó.

Otra modificación importante afecta a la edificabilidad para comercios y oficinas, que crece un 44%. En los seis barrios habrá 2.362.000 metros cuadrados para uso terciario. "Estas actividades sí que van en detrimento de la calidad de vida de estas zonas", comentó Francisco Herrera.

Rodríguez-Avial considera que esta oferta para oficinas no es excesiva, pese al actual momento de crisis. "El crecimiento de estas zonas se producirá en los próximos cinco años, y para entonces el mercado puede haberse recuperado. Además, la superficie de comercio y oficinas representa sólo el 29% del plan, el resto son viviendas y equipamientos".

Pago en solares

De la Riva asegura también que el Ayuntamiento está expropiando los terrenos del ensanche de forma irregular: "Están actuando en función de un artículo de la Ley del Suelo que permite la expropiación para viviendas protegidas, pero en estos terrenos habrá viviendas libres y comercios también".

Rodríguez-Avial comentó que las expropiaciones se ejecutarán en convenios con los propietarios, "a los que se pagará consolares donde puedan edificar vivienda libre". El mismo sistema piensa utilizar el Ayuntamiento para financiar la urbanización de las calles de los nuevos barrios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de febrero de 1993.