Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÁS EMOCIÓN EN LA LIGA

Mendoza: "Superioridad aplastante"

El palco de honor del estadio Bernabéu revivió sus noches de gala casi olvidadas en los últimos tiempos. Ramón Mendoza volvió a ser un presidente eufórico, satisfecho con el espectáculo ofrecido por su equipo mientras contemplaba cómo la afición, esta vez sí, se iba contenta a su casa. "El Madrid ha demostrado una superioridad aplastante. Hemos jugado un partido excelente", sentenció.Mendoza elogió de manera particular el primer gol, marcado por Zamorano: "Ha sido de una ejecución perfecta. El segundo ha sido justo". La labor del árbitro fue enjuiciada de una especial manera por el presidente del Madrid: "En la primera parte debió haber mostrado una tarjeta roja a un jugador del Barcelona".

La alegría no solo la experimentó Mendoza, sino con Lorenzo Sanz, su vicepresidente más crítico con el trabajo del entrenador: "Ha sido el me or partido que ha jugado el Madrid esta temporada y quiero felicitar a Benito Floro".

Joan Gaspart, miembro de la candidatura a la presidencia que encabeza Josep Lluís Núñez y futuro vicepresidente del club, afirmó en Barcelona, puesto que no acudió al partido: "El arbitraje ha sido totalmente favorable al Madrid. El penalti que nos han pitado, por ejemplo, no lo era, pero es que siempre se ha equivocado en contra nuestra y a favor del Madrid. Es para empezar a dudar de todo. Hemos perdido por culpa del árbitro". Nicolau Casaus, presidente en funciones del Barcelona, no quiso, en cambio, hablar del árbitro: "Hay que esperar a ver la televisión. Desde el palco estas cosas no se ven bien. El partido, eso sí puedo decirlo, ha sido bonito, de un continuo toma y daca".

Rafael Cortés Elvira, director general de Deportes, reveló que en el palco, desde donde presenció el partido, se guardó la más "estricta cortesía". "Cuando se pitaban jugadas polémicas, todos nos limitábamos a comentar, pero nada más". Cortés Elvira, reconocido seguidor atlético, cree que la derrota del Barcelona se debió esencialmente a la ausencia de Guardiola.

Miguel Durán, presidente de la ONCE, demostró su habilidad para las apuestas. "Esto de hacer porras es como hacer cupones. Yo apuesto por un 2-1", dijo al inicio del partido. Y acertó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de enero de 1993