Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un decálogo para la paz

El llamado cuadro constitucional para Bosnia-Herzegovina presentado ayer en Ginebra consta de diez puntos, que permiten considerarlo como un decálogo para la paz.1.- Bosnia-Herzegovina será un Estado centralizado en el que la mayor parte de las funciones serán ejecutadas por sus provincias.

2.- Las provincias no tendrán ninguna personalidad jurídica internacional ni Podrán suscribir acuerdos con Estados extranjeros u organizaciones internacionales.

3.- Habrá plena libertad de movimiento en toda Bosnia-Herzegovina.

4.- La Constitución reconocerá a los tres grupos "étnicos" mayoritarios como unidades constitutivas del Estado, así como a un grupo de otros".

5.- Todos los asuntos de interés vital para cada una de estas unidades constitutivas estarán regidos por la Constitución y toda enmienda a estos puntos requerirá el consenso de las tres unidades.

6.- Las provincias y el Gobierno central contarán con Parlamentos democráticamente elegidos y de Ejecutivos democráticamente elegidos, así como de un poder judicial independiente.

7.- Un tribunal Constitucional, con un miembro de cada grupo y una mayoría de miembros no bosnios nombrados por la Conferencia Internacional sobre la ex Yugoslavia, se encargará de resolver las diferencias entre el Gobierno central y las provincias.

8.- Bosnia-Herzegovina será paulatinamente desmilitarizada bajo la supervisión de la ONU / CE.

9.- Los derechos del Hombre, en sus criterios internacionales más estrictos, serán incluidos en la Constitución, que preverá su salvaguarda a través de mecanismos internos e internacionales.

10.- La Constitución preverá mecanismos de supervisión internacional y de control que estarán vigentes mientras las unidades constitutivas así lo decidan mediante consenso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de enero de 1993