Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven británico empleado de la ONU, muerto a tiros en Somalia

Un joven británico, empleado de la ONU, resultó muerto ayer a tiros en el puerto de Kismayu, 400 kilómetros al sur de la capital de Somalia, Mogadiscio: Se trata del primer extranjero muerto en Somalia tras la llegada de las tropas internacionales el pasado 9 de diciembre para garantizar el reparto de la ayuda humanitaria en este país africano, devastado por el hambre.

La víctima es Sean Devereaux, de 28 años de edad y que trabajaba para la UNICEF en Somalia desde septiembre del pasado año. El incidente se produce en vísperas de la visita del secretario general de la ONU, Butros Gali, a Mogadiscio.

Tropas de Estados Unidos y de Bélgica habían ordenado la entrega de las armas en Kismayu a los clanes rivales somalíes que no han cesado en sus enfrentamientos pese a los acuerdos de paz entre sus jefes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de enero de 1993