Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP quiere privatizar las tres empresas más rentables del Estado

El Partido Popular cerrará el próximo enero un programa económico, ya perfilado, que propone la privatización de las tres empresas más rentables bajo control de¡ Estado: la corporación bancaria Argentaría, la petrolera Repsol y la eléctrica Endesa. Los recursos obtenidos de la venta de empresas del sector público se dedicarían, según las previsiones del equipo económico del partido, a la amortización de deuda pública, que se eleva a 30 billones de pesetas.

Sólo los intereses de la deuda española representan, según el PP, 2,4 billones anuales, aproximadamente el 4% de la renta nacional. Las tres empresas citadas son consideradas por el partido de la oposición "claramente privatizables", pero no agotan el plan para "reequilibrar el Estado y la sociedad".Entre las empresas privatizables, según los criterios que mane ja el PP, figuran también la compañía aérea lberia, y, parcialmente, servicios públicos com.o Correos y la Sanidad. Los populares consideran que la priva-lización no implica la desaparícÍón de criterios de solidaridad en el mantenimiento de ciertos servicios no rentables, mediante pactos o contratos programa, siempre que se separen con claridad las cuentas de explotación ordinaria de los costes sociales financiados por el Estado.

En cuanto a Renfe, el PP sostiene que la red ferroviaria debe seguir bajo responsabilidad del Estado y con financiación pública mientras la explotación del servicio puede ser cedida a empresas privadas y financiada con las tarifas.

En cambio, los populares rechazan cualquier sospecha de que su plan económico implicará el cierre de la minería del carbón. "Asumirnos un coste por la defensa de un cierto grado de autoabastecimiento, que es obligado en un país soberano", afirma Francisco Álvarez Cascos, secretario general del PP.

El plan de privatizaciones, aún no cerrado, forma parte de un programa económico que incluirá una congelación y posterior reducción de los impuestos, la limitación del crecimiento del gasto público por debajo del producto interior bruto y el refuerzo de las medidas contra el fraude fiscal. Los expertos del partido cifran entre 200.000 y 300.000 millones de pesetas el ahorro corriente anual que conseguirían con la supresión de cinco ministerios.

La parte económica del programa electoral quedará cerrada el próximo enero. Es la última que concluirá el partido de José María Aznar, en cuya cúpula circula en las últimas semanas la consigna de tener el máximo cuidado con Ias cuentas" para preservar íntegra la credibilidad de sus propuestas ante las elecciones.

Página 11

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de diciembre de 1992

Más información

  • El programa electoral prevé recortar la deuda pública con los ingresos