Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corcuera, "indignado" por la absolución de los concejales de HB que ensalzaron a un etarra

El ministro del Interior, José Luis Corcuera, se declaró ayer "indignado" y "cabreado" con la sentencia de la Audiencia Provincial de San Sebastián que absuelve a los cinco concejales de Herri Batasuna de Usurbil que nombraron "hijo querido" y organizaron actos de homenaje a un etarra que falleció al estallarle en las manos el artefacto que manipulaba.

Corcuera fue muy explícico en su rechazo a la sentencia cuando fue requerido: "Es tal mi indignación y mi cabreo que es preferible que me dejen unos días para terminar de leer la sentencia y que este cabreo no me haga decir algo que no sea objetivo, ya que ahora, en este estado, podría decir una barbaridad".

La citada sentencia de la Audiencia de San Sebastián absolvió del delito de apología del terrorismo a cinco concejales de HB que, el 22 de agosto de 1990, celebraron un pleno extraordinario al que sólo acudieron ellos en el que nombraron "hijo querido" a José María Arantzazistroke, fallecido cuando manipulaba una bomba en el aparcamiento de un hipermercado.

El ministro del Interior no quiso hablar más sobre la sentencia para no decir "barbaridades en caliente", aunque dijo estar seguro de que su indignación "no va a ser inferior" cuando conozca totalmente el texto de la sentencía dictada por la audiencia donostiarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de diciembre de 1992