Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doscientos vecinos de Arganzuela dan el ultimátum a un local de copas

Doscientas personas que viven en la calle de Sebastián Elcano (Madrid) se concentraron ayer por la mañana durante varias horas frente al local de copas Ágora, situado en el número 40 de esta vía, para pedir su clausura. Los vecinos de esta zona del distrito de Arganzuela llevan repitiendo esta acción desde que hace varios meses el local ha pasado a ser frecuentado por jóvenes a los que acusan de ser demasiado escandalosos.

Según los vecinos que protestan, el bar, que abre sábados y domingos de nueve de la mañana a cuatro de la tarde, genera en el barrio inseguridad y miedo a causa del estado que presentan los clientes que acuden a este recinto.Los indignados residentes de este barrio afirman que el bar no tiene licencia ni salidas de emergencia, y que dentro se trafica con drogas. Los inquilinos más atormentados por el bar Ágora, los que viven en el mismo número 40, han denunciado a su propietario porque la música emitida durante las mañanas provoca que todo el bloque tiemble. Los vecinos empapelaron ayer todo el edificio con pancartas y se concentraron ante la puerta del local.

Los responsables de la Junta de Distrito de Arganzuela han ordenado una nueva inspección del polémico recinto para comprobar si son ciertas las denuncias lanzadas por los vecinos.

Horario pactado

El pub Ágora, propiedad de Miguel Luna, está alquilado ahora a tres personas que lo regentan desde hace medio año. Uno de los socios, Jaime Auz, que habla como portavoz, considera injustificada la reacción de los vecinos y asegura que tienen en regla la licencia de apertura y que el local emite ruidos inferiores al límite establecido por las ordenanzas.Jaime Auz agrega que la policía ha registrado el local y no ha encontrado nada de droga y que él mismo pactó con los residentes de la calle el horario de apertura de la discoteca.

Los vecinos han anunciado que piensan seguir con las medidas de presión, grandes pancartas incluidas, hasta que el concejal Clemente Torres cierre este local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de diciembre de 1992

Más información

  • El Ayuntamiento anuncia una nueva inspección del 'pub' Ágora