Sanidad destituye al, gerente del 'Piramidon'

El director general del Insalud, José Conde, comunicó ayer al gerente del hospital Ramón y Cajal, Diego Caparrós, que hoy mismo, jueves, recibirá un escrito oficial en el que se le destituye de sus funciones. El relevo de Caparrós se produce nueve días después de que su hospital comenzara a entregar a los pacientes facturas simbólicas en las que se explica el coste de sus estancias en el centro. En solidaridad con la gestión de Caparrós, hoy dejarán también sus cargos el director médico del hospital, Manuel Quero, y el director de enfermería, Eloy Hernández, según declaró ayer el propio Quero a EL PAÍS.

La jefa de prensa del Insalud, Ana García Rivas, señaló ayer que no tenía constancia oficial de la destitución de Caparrós, gerente hasta ahora de uno de los hospitales mejor dotados de España (1.200 camas).La explicación oficial de este relevo, que ha cogido por sorpresa a los trabajadores del Ramón y Cajal (popularmente conocido como el Piramidón), es que Caparrós ha actuado de forma "índisciplinada" frente a la autoridad del Ministerio de Sanidad, según personas próximas al hasta ahora gerente. No obstante, las relaciones entre Caparrós y algunos de sus superiores no eran buenas desde hace tiempo.

"La verdad es que lo han des tituido por poner en marcha el programa de las facturas sombra (véase EL PAÍS del pasado viernes); es decir, por explicar a los enfermos, de forma simbólica y mediante una factura, cuánto cuesta a la Seguridad Social la estancia en el centro", subrayó anoche Manuel Quero, director médico del Ramón y Cajal. Caparrós comunicó ayer a sus má ximos colaboradores, entre ellos a Quero, que su relevo era ya oficial y que hoy abandonaría el centro. "Me parece una frivolidad alarmante que el ministerio des tituya a un gerente por eso; máxime cuando el propio presidente del Gob*erno, Felipe González, dijo hace unos días que le gusta ría que los enfermos supieran lo que cuesta al Estado el cuidado de los enfermos".

Dimisión de colaboradores

Manuel Quero -y Eloy Hernán dez, jefe de enfermería- entre garon ayer al gerente destituido sendas cartas en las que le presentaban su dimisión y consideraban un error la decisión del mi nisterio. Caparrós se negó ayer a hacer declaraciones ante la petición de este periódico. Según fuentes sanitarias -Información que con firmó luego Ma nuel Quero-, el director general del Insalud, José Conde, conversó ayer con Capa rrós y le pidió, en mombre del ministro de Sanidad, José Anto nio Griñán, que presentara su di misión. Caparrós, según Quero se negó. "Yo no dimito; si no es táis de acuerdo con mi gestión me destituís", contestó Caparrós a Conde, siempre según esta fuente. Ante la negativa de Caparrós a dejar voluntariamente el cargo, José Conde telefoneó al ya ex ge rente, horas después de una pri mera charla, para indicarle que hoy, jueves, le llegaría a su des pacho la nota oficial con el cese Desde que hace cuatro años accediera a la gerencia del Ramón y Cajal, el Insalud ha sometido a Caparrós a 32 audítorías. Diego Caparrós, de 45 años, fue nombrado en 1976 directorgerente del hospital.Doce de Octubre, de Madrid; un año después -y durante cinco añosocupó el cargo de gerente del hospital de la Cruz Roja de la capital, función que compatibilizó con el de presidente adjunto a la Cruz Roja Española. Despues fue gerente del hospital general de Murcia. Antes de hacerse cargo del Ramón y Cajal, en mayo de 1988, ocupó el cargo de geren te del complejo Virgen de la Sa lud, de Toledo, integrado por tres hospitales, entre ellos el Centro Nacional de Parapléjicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de diciembre de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50