Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las aseguradoras pierden 100.000 millones por la caída de la deuda

La espectacular caída registrada en los precios de los títulos de deuda pública española, a los que las compañías de seguros destinan la mayor parte de su inversión financiera, ha provocado un déficit superior a los 100.000 millones de pesetas en el conjunto del sector. Este total duplica el volumen de beneficios obtenidos por las aseguradoras el pasado ejercicio, que fue de 50.689 millones de pesetas a fecha 31 de diciembre de 1991, sobre un billón y medio de primas.La Dirección General de Seguros (DGS), dependiente del Ministerio de Economía, ha realizado una primera estimación de esta pérdida de valor en el activo de las compañías y está negociando con representantes del sector la forma de provisionar estos fondos.

Las últimas instrucciones de Seguros dirigidas a las empresas establecen que las aseguradoras no tendrán "obligación de provisionar estas cantidades sobre la cuenta de resultados al cierre del ejercicio de este año", según coinciden medios directivos de grupos como Mapfre, Catalana de Occidente, Winterthur y La Caixa.

La Dirección General ha previsto un plan específico para todas las empresas aseguradoras que permitirá diferir las dotaciones necesarias para cubrir los déficit de forma escalonada sobre "los recursos propios de las compañías", afirma Antonio Fernández Toraño, subdirector general de la Inspección de la Dirección General de Seguros.

En cualquier caso, la decisión final sobre estas dotaciones está pendiente de los acuerdos definitivos entre la Dirección General y las empresas, así como de la aplicación de la nueva ley del seguro, que está ahora en trámite parlamentario.

Las compañías aseguradoras destinan un 70% de su activo a inversiones en títulos de renta Fija, principalmente deuda pública como las letras y los pagarés del Tesoro, según un promedio realizado por la Firma de auditoría Price Waterhouse.

La caída espectacular del valor de estos títulos en el mercado secundario, consecuencia de la crisis monetaria de las últimas semanas, ha elevado hasta 100.000 millones las pérdidas de valor de las reservas técnicas de las compañías. Estas minusvalías no superaban los 60.000 millones de pesetas a finales del pasado agosto, momento en el que la Dirección General de Seguros real¡zó un primer exámen a fondo de sector al exigir las cuentas de la principales compañías auditadas hasta aquella fecha.

El plan contable para el sector exigirá en el futuro que los auditores "presenten un informe especial a la Dirección General de Seguros con información más detallada de la que se ofrece en las auditorías de las cuentas anuales", señaló Fernández Toraño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de diciembre de 1992

Más información

  • El Ministerio de Economía trata de reforzar la concentración en el sector