Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mubarak advierte contra la extensión de la violencia fundamentalista en Egipto

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, en un encendido discurso ante las dos cámaras del Parlamento, atacó ayer duramente la violencia fundamentalista que se está extendiendo por el país y que golpea ahora específicamente a grupos de turistas. Mubarak advirtió a los políticos y los medios de comunicación para que no se aprovechen de los valores democráticos que imperan en Egipto. Además, acusó a Irán de injerencia en los asuntos de los países árabes para "buscar la hegemonía entre los países del Golfo Pérsico".Su ministro del Interior, el general Abdel Halim Musa, anunció, por su parte, que tomará medidas para garantizar" la seguridad de los viajeros. Recientemente se han perpetrado varios ataques contra autobuses turísticos, el último de ellos, el pasado jueves, cuando fue tiroteado un vehículo alemán en la localidad de Qena, al sur del país. Seis ciudadanos alemanes y dos egipcios resultaron heridos.

Según el diario Al Ahram, ayer fueron detenidos 25 militantes fundamentalistas en Alejandría, acusados de participar en la organización del ataque al autobús. La mayoría de los detenidos proceden del Alto Egipto, a unos 500 kilómetros al sur de El Cairo. La policía asegura que se incautó de documentos que prueban la implicación de los detenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de noviembre de 1992