Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerra interna de los 'colorados' impide la elección del futuro presidente paraguayo

Un juez civil suspendió, por graves irregularidades en los padrones, las elecciones internas de la asociación nacional republicana Partido Colorado, previstas para elegir hoy al candidato presidencial del partido que gobierna en Paraguay desde hace casi medio siglo, y, por lo tanto, casi seguro próximo presidente paraguayo.La decisión judicial se hizo pública cuando sólo faltaban 36 horas para los comicios de los colorados, tras una campaña electoral plagada de denuncias de fraude, intercambio de insultos y hasta plagio de los discursos finales de los dos candidatos más fuertes, el ex canciller Luis María Argaña, de 60 años, y Juan Carlos Wasmosi, ex ministo de Integración del presidente Andrés Rodríguez, de 53.

Los colorados, con una historia secular, son más que un partido una maquinaria electoral para conseguir votos a base de reparto de prebendas y fraudes. El derrocado dictador Alfredo Stroessner se sirvió de esa maquinaria para cimentar su dictadura de casi 35 años.

En las primeras elecciones libres, en mayo de 1969, el candidato colorado, general Andrés Rodríguez, consiguió la presidencia con casi un 75% de votos. La lucha interna por la candidatura presidencial tenía un carácter decisivo ante las presidenciales del próximo mes de mayo.

El tercer colorado en discordia, el presidente del Senado, Gustavo Díaz de Vivar, denunció la existencia de padrones electorales viciados y pidió una depuración de los censos electorales. Según su denuncia, el Partido Colorado cuenta con un 1.139.370 inscritos (en un país con 4,5 millones de habitantes), cifra que procede de las sucesivas inflaciones durante la dictadura de Stroessner.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de noviembre de 1992