Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Filmoteca de Zaragoza restaura la primera película con desnudos

La filmoteca de Zaragoza ha restaurado y reconstruido la película Carne de fieras (1936), inédita y que ha estado abandonada durante más de 50 años, cuyo aspecto más llamativo es la incorporación de escenas de desnudo femenino "por primera vez en una película que pretendía tener explotación comercial alejada de los circuitos clandestinos del cine pornográfico". La película, en la que se narra una historia situada en el mundo del espectáculo, se intentó estrenar en los años cuarenta y para ello el productor encargó pintar a la actriz desnuda con un bañador.La cinta se estrenará en Zaragoza el próximo día 15 en el cine Eliseos, sede hasta ahora de la Filmoteca que pasa al teatro del Mercado, con la presencia de directores, historiadores y críticos, así como directivos de todas las filmotecas. La jornada se aprovechará para mantener un encuentro entre técnicos de filmotecas que estudiarán el camino a seguir en la restauración de películas, según anunció la concejala de Cultura, Carmen Solano. Está prevista también su proyección en la Filmoteca de Valencia, Madrid y Barcelona.

Los 40 rollos de que consta la película formaban parte del archivo fílmico de Raúl Tartaj recuperado por la Filmoteca de Zaragoza. Su director fue Armand Guerra, seudónimo de José María Estíbaliz Calvo, del que se sabe nació en Valencia y murió exiliado en París en 1939, ciudad en la que rodó una película sobre la comuna en 1913. Su primer filme fue Luis Candelas (1926) y realizó documentales sobre la guerra en Moscú, Alemania, Turquía y África. El rodaje de Carne de fieras se vio interrumpido por la guerra española aunque se concluyó, no así su montaje.

El departamento de investigación de la Filmoteca ha trabajado durante un año y un presupuesto de siete millones de pesetas en documentar la película y en su restauración y montaje, cuya realización ha estado a cargo del historiador y director Ferrán Alberich y la parte musical por Pedro Navarrete. La reconstrucción del guión se realizó a partir de tres rollos del copión del montaje provisional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de septiembre de 1992