Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo Gobierno argelino elimina el 'clan Chadli" y consolida el liderazgo del general Jaled Nezzar

La eliminación de los últimos vestigios del "clan Chadli" -seguidores del ex presidente del Gobierno Chadli Benyedid- y la consolidación del liderazgo en solitario del general mayor Jaled Nezzar son las dos grandes conclusiones que pueden extraerse de una primera lectura del Gobierno formado por Belaid Abdesselam, designado hace 11 días jefe de Gobierno en sustitución de Sid Amed Gozali.

La composición del Gobierno fue hecha pública ayer noche por la televisión estatal y la agencia de prensa oficial APS, en un lacónico comunicado. Este es el cuarto gabinete que gobierna la república en el plazo de este último año.El Gobierno Abdesselam, este viejo líder del bumedianismo -seguidor del ex presidente Huari Bumediam- supone la defenestración de los residuos del "clan Chadli Benyedid", representados por dos zorros de la política: el ex ministro de Cultura y Comunicación Abubark Belkaid y el de Interior y Colectividades Locales, el general mayor Larbi Beljeir. En su lugar se han designado dos hombres con escaso rodaje político.

El presentador de televisión Habib Chabib Liki Hamraui estará al frente del ministerio de la Cultura y de la Comunicación, en sustitución de Belkaid, un hombre que ha sido cuatro veces ministro durante el mandato de Chadli Benyedid. El nuevo ministro de Comunicación ha capitaneado uno de los espacios radiofónicos de entrevistas más polémicos, Diálogo.

El mismo criterio se ha adoptado para sustituir al todopoderosísimo ex ministro del Interior y Colectividades Locales, el general mayor Larri Beljeir, ya que en su lugar se ha nombrado a Mohamed Hardi, un funcionario de segunda fila que durante la presidencia de Huari Bumedian ostentó la Secretaría General del Ministerio de Información.

Control civil

En el Ministerio del Interior permanecerá Mohamed Tolba. Este gabinete de Interior permanecerá en manos exclusivamente de civiles, lo que supone la consolidación del liderazgo castrense del general mayor Jaled Nezzar en la cúpula del Gobierno, ya que continuará detentando el Ministerio de Defensa y sus responsabilidades en el Alto Comité de Estado. Se desmienten de esta manera los rumores que hablaban de un relevo en el Ministerio de Defensa, a cargo del general mayor Abdelmalek Guenaizia, jefe del Alto Estado Mayor.Al margen de estas connotaciones, el Gobierno de Belaid Abdesselarn. repite en grandes líneas el esquema del gabinete de Sid Amed Gozali, hasta el punto de que el propio Jefe de Gobierno ostentará al mismo tiempo la cartera de Economía. Lakhdar Brahimi seguirá al frente de Exteriores, encabezando un pelotón de siete mi nistros que repiten cargo y Gobierno. Pero en el nuevo Gabinete de Abdesselam. se eliminan las concesiones a la imagina ción o las componendas, a las que era tan aficionado Gozali, y que le valieron la entrada en el Gobierno a un disidente del Partido Frente de Fuerzas So cialistas y a ' otro del Frente Islámico de Salvación. Los dos ministros han desaparecido, igual que las mujeres. Una segunda lectura permite constatar la salida del ex ministro de Energía Nordine Ait Laussine, amigo personal de Gozali, o la continuidad de Sasi Lamuri, el imán responsable del Ministerio de Asuntos Religiosos, que en el entierro de Mohamed Budiaf leyó la más modulada elegía de la Argelia independiente.

[En Constantina, al este del país, un hombre de 23 años murió el viernes en enfrentamientos entre integristas y fuerzas del orden. Otro joven sufrió heridas. Los muertos ascienden ya a cinco, informa Efe].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de julio de 1992

Más información

  • El bumedianista Belaid Abdesselam forma el cuarto Gabinete del último año