Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un escandalo de corrupción salpica a Lacayo

El Contralor (interventor) general de la república de Nicaragua, Guillermo Potoy, aseguró a última hora del pasado viernes que el ex viceministro de la presidencia Antonio Ibarra fue responsable del desvío de un millón de dólares (algo menos de 100 millones de pesetas) destinados a los fondos de asistencia a los sectores más desfavorecidos.En un informe de 250 páginas, Potoy estima que existe "presunción de responsabilidad penal para Ibarra", así como "presunción de responsabilidad penal y administrativa" contra Antonio Lacayo, ministro de la presidencia y auténtico primer ministro de la presidenta Violeta Barrios de Chamorro. En el caso de Lacayo, el informe considera que el ministro y hombre fuerte del país "permitió robar".

Según Potoy, los investigadores han descubierto "sustracciones ilegítimas y sin justificación", falsas facturas, empresas inexistentes y testaferros. También ha apreciado "presunciones de responsabilidad penal solidaria" contra cinco diputados centristas, llamados el año pasado para equilibrar el voto en el Parlamento y que recibieron entonces importantes sumas de dinero.

Antonio Lacayo, yerno de la presidenta, rechazó ayer tanto las acusaciones de corrupción como las de que, desde su ministerio, se pusieron obstáculos a la investigación. Además, cuestionó la importancia del informe de Potoy y señaló lo confuso de la investigación llevada a cabo por la Contraloría con la que, supuestamente, están relacionados varios dirigentes del Partido Social Demócrata, uno de los más críticos con el Gobierno.

Potoy es presidente de este grupo y Alfredo César, considerado el principal rival político de Lacayo, es el secretario general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de julio de 1992