Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

GonzáIez refuerza al sector renovador al nombrar a Solana ministro de Exteriores

Javier Solana, titular del Ministerio de Educación, sustituye a Francisco Fernández Ordóñez al frente de la cartera de Asuntos Exteriores. El nuevo ministro de Educación será Alfredo Pérez Rubalcaba, hoy secretario de Estado de la misma cartera. Los cambios fueron anunciados oficialmente desde en palacio de la Moncioa en la tarde de ayer. Con estos relevos, el presidente del Gobierno, Felipe González, ha dado lugar a que en el Ejecutivo exista un mayor peso específico de los denominados socialistas renovadores, que el pasado fin de semana se vieron respaldados por el propio titular del Gabinete en la reunión del Comité Federal del PSOE.

El reajuste realizado por Felipe González altera el actual reparto de poder en el seno del Gobierno a favor de los renovadores, ya que una figura de las características políticas de Solana pasa a ocupar el cargo desempeñado durante los últimos seis años por un político considerado neutro por el aparato socialista.A partir de ahora, Solana entra en el círculo más próximo al presidente, porque será uno de los ministros que despache prácticamente a diario con Felipe González.

La dirección del PSOE reaccionó lacónicamente y señaló que le parecían bien los nombramientos y que González contaba con autonomía para realizarlos. Inicialmente, desde la dirección socialista se indicó que desde el partido no hay costumbre de hacer comentarios sobre los cambios en el Gobierno. En contraste, el doble nombramiento ha sido acogido con una alegría exultante por el sector renovador del PSOE. Tanto Juan Pedro Hernández Moltó como Teófilo Serrano, secretarios regionales de Castilla-La Mancha y de Madrid, manifestaron que los nuevos ministros coinciden con su visión del partido.

En las últimas fechas, la candidatura de Solana para una cartera tan importante como Exteriores no era muy bien vista en Ferraz. El hasta ahora titular de Educación se había distanciado del aparato del partido. La sustitución de Solana por Pérez Rubalcaba tampoco ha agradado al aparato del PSOE por su alineamiento con el llamado clan de Chamartín, grupo al que también se adscribe a Javier Solana.

Al nombrar al sucesor de Fernández Ordóñez, el presidente del Gobierno se ha decidido también por el candidato que prefería el propio ministro cesante. La petición de relevo por motivos de salud de Francisco Fernández Ordóñez desencadenó el reajuste.

El presidente del Ejecutivo ya había comunicado al Rey los cambios previstos el pasado sábado, pero González se desplazará hoy de nuevo a la Zarzuela para despachar con el jefe del Estado, ya que el Monarca tiene previsto regresar hoy mismo de unos días de vacaciones en Suiza. Los nuevos ministros jurarán mafiana sus cargos ante el Rey.

Solana ha ocupado varias carteras ministeriales desde la llegada del PSOE al Gobierno tras las elecciones legislativas de 1982. Fue primero ministro de Cultura y portavoz del Gobierno, para pasar al departamento de Educación en 1988. Su designación como ministro de Asuntos Exteriores ha prevalecido frente a la opción de Pedro Solbes, titular de Agricultura, y cuyo nombre fue también barajado para suceder a Fernández Ordoñez.

Páginas 13 a 18

Editorial en la página 10

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1992

Más información

  • Alfredo Pérez Rubalcaba pasa a desempeñar la cartera de Educación