Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Documenta IX de Kassel recogerá el vértigo del arte de los años noventa

Incendiados un pabellón y una escultura durante el pasado fin de semana

La novena edición de la muestra quinquenal de arte internacional Documenta, que se celebra en la localidad alemana de Kassel, acogerá, entre el 13 de junio y el 20 de septiembre próximos, las obras de 186 creadores de todo el mundo seleccionadas por un comité dirigido por el crítico belga Jean Hoet. Según éste, la Documenta IX, que contará con nueve espacios de exposición, "ha sido concebida para reproducir el vertiginoso espíritu del arte de los años noventa". El pasado fin de semana, un pabellón de plexiglás de 20 metros de largo, así como la escultura del nigeriano Mo Edoga, han sido incendiados por desconocidos. La policía duda aún entre calificar los actos de atentados o de simple gamberrismo.

Los tres únicos artistas españoles invitados a esta manifestación, considerada de las más influyentes en el desarrollo del arte contemporáneo, son Susana Solano, Juan Uslé y Juan Muñoz.La Documenta de Kassel, fundada en 1955 por iniciativa del crítico alemán Arnold Bode, se ha consolidado en sus ocho ediciones precedentes como una de las más prestigiosas e influyentes manifestaciones del arte contemporáneo, especialmente en algunas de sus ediciones más recientes, como la de 1972, dirigida por Harald Szeeman, que fue calificada por el crítico Tomasso Trini como "un nuevo capítulo en la historia de la comunicación social del arte", o la de 1982, dirigida por el especialista en arte holandés Rudi Fuchs, en la que se reveló internacionalmente el artista mallorquín Miquel Barceló.

La última edición, de 1987, de la que fue responsable Manfred Schneckenburger, decepcionó a muchos observadores internacionales del arte en la medida en que respondía a un momento de confusión ecléctica, crisis de la modernidad y expectativas reducidas.

Jean Hoet, el responsable de la próxima edición de Documenta, cimentó su fama en los años ochenta con dos exposiciones memorables, en 1980 y 1986, en el Museo de Arte Contemporáneo de Gante.

Para la organización de la próxima Documenta, Hoet encabeza un comité de selección integrado por los críticos Bart de Baere, Pier Luigi Tazzi y Denys Zacharopoulos. Hasta ahora, los puntos más polémicos de su selección de artistas han sido la exclusión de algunas figuras ampliamente respetadas, como Emil Dokoupil, o el desequilibrio de la selección en cuanto a la nacionalidad de los artistas. Entre los seleccionados para la Documenta IX hay 48 creadores norteamericanos, 28 alemanes, 13 italianos, 12 belgas, ocho canadienses, seis franceses y seis suizos, grupos de cinco artistas japoneses, británicos y austriacos y tres españoles. Los demás países están representados por tres o menos artistas.

La próxima edición de Documenta -que, como siempre, se prolonga durante todo el verano- se desarrollará en nueve espacios de la ciudad de Kassel y contará además con siete emplazamientos de exposición al aire libre, más un octavo, que constituye aún una sorpresa de los organizadores, situado a 270 kilómetros de la ciudad.

Los nueve espacios principales de exposición han sido concebidos por los organizadores como otras tantas localizaciones ideales de determinadas obras, según la identidad de los artistas o el dramatismo, dimensiones e intencionalidad de las piezas. El restaurado palacio Fridericianum acogerá, según Hoet, Ias piezas más dramáticas, las que revelan al artista como constructor de mundos".

Memoria colectiva

En este palacio podrán verse, entre otras, obras de Francis Bacon, Bruce Nauman, Ellsworth Kelly o Marisa Merz. La torre adyacente al Fridericianum será, según los organizadores, "el lugar de los artistas que expresan la memoria colectiva" y acogerá obras de artistas fallecidos como Joseph Beuys, Paul Gauguin, Giacometti, David y Barnett Newman, así como de un artista vivo cuyo nombre es una sorpresa del comité seleccionador.El pequeño palacio llamado Ottoneum, que habitualmente alberga un museo de Historia Natural, contendrá piezas que los responsables de Documenta IX califican de "líricas", como las del norteamericano James Turrell, el italiano Ettore Spalletti, o los alemanes Reinhard Mucha y Lothar Baumgarten. El enorme y nuevo espacio de la Documenta-Halle se define como "una moderna catedral, el lugar épico donde las obras de arte se confrontan entre sí. Este espacio albergará, entre otras, obras de Mario Merz (Italia), Mat Mullican (EE UU), Panamarenko (Bélgica), Jean-Marc Bustamante (Francia), Gerhard Richter (Alemania) y Susana Solano (España). En el parque de L'Orangerie se van a montar una serie de pabellones. Este espacio, según Jean Hoet, ofrecerá "un paisaje impresionista" con piezas del norteamericano Dan Graham y la alemana Isa Genzken, entre otros. El Nuevo Museo, con sus colecciones de Joseph Beuys, exhibirá también obras de Baselitz y Richter (Alemania), Mimo Paladino y Mario Merz (Italia).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de junio de 1992