Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN ISIDRO

Álvaro Domecq Díez: "Sólo sabemos hacer rejoneo puro"

EMILIO MARTÍNEZ Álvaro Domecq Díez, creador de la dinastía de rejoneadores de apellido Domecq, presenció la actuación de su hijo Álvaro y sus nietos Luis y Antonio desde el burladero de la empresa en el callejón, donde afirmaba al término del festejo estar contento con los tres: "Más que por lo bien que han estado, que ha sido mucho, por no salirse de la línea que siempre les inculqué, la de nuestra familia. Los Domecq sólo sabemos hacer un tipo de rejoneo, el puro".

El veterano rejoneador retirado reconocía que la emoción le embargó en varias fases del festejo: "Esta plaza me trae muchísimos recuerdos y ver a mi hijo y mis nietos ovacionados por el público fue empocionantísimo". Además de las ovaciones, su hijo cortó oreja, al igual que sus nietos, cuando actuaron por colleras, premios que estimaba cortos para sus méritos.

"Los chavales merecieron conjuntamente las dos orejas, no sé porqué no se las concedió el presidente", argumentaba levantando la voz, para continuar: "También Luis la mereció, porque rejoneó extraordinariamente bien y mató a la primera".

Cuando se le respondía que lo hizo de un bajonazo, contestaba rápido: "Aún así, hombre, aún así", a pesar de lo cual, a renglón seguido admitía que él los veía con pasión de abuelo: "Pero lo más importante, insisto, es que rejonearon en la línea artística que comencé yo y que es la marca de toda la familia. Algo que, por desgracia, se va perdiendo, aunque la culpa no es de los rejoneadores, sino de los públicos en general y salvo contadas excepciones, que piden más espectáculo y menos pureza".

Para su hijo también fue una tarde emocionante, como explicaba: "Soy feliz, casi no se puede pedir más. Reaparecer en Madrid, cortando oreja, y confirmar a los continuadores de nuestro apellido me colina". Con respecto a sus sobrinos no quería entrar en polémicas de si debieron obtener más trofeos: "Lo fundamental es que lidiaron con seriedad y pureza y gustaron. El objetivo de mi reaparición está cumplido, dar la alternativa a Antonio y confirmar a él y a Luis con éxito. Puedo retirarme tranquilo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 1992