Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Las malas noticias vuelven a los mercados de valores

Las bolsas comenzaron esta última sesión de la semana con un ambiente un tanto negativo, ya que Tokio perdió un 3,9% (730,33 yenes). Esta caída del mercado japonés tuvo como excusa la suspensión de pagos de Olympia and York, una firma de promoción inmobiliaria de origen canadiense. Los nervios de los inversores, muy sensibles después de una recuperación espectacular, se resintieron y forzaron una venta masiva de acciones, hasta el punto de que bajaron más de 1.000 sociedades frente a 75 avances.En Londres tampoco estaba el ambiente para fiestas tras la publicación del IPC de abril, que sube un 0,3% y sitúa la tasa interanual de inflación en el 4,3%, el nivel más alto del presente ejercicio. El índice FT 100 de la bolsa londinense perdía 12 puntos poco antes del cierre.

París consiguió remontar una apertura negativa ante la buena marcha de la inflación -3,1% en abril frente al 3,2% en marzo-, aunque los analistas se inclinan por una reacción técnica tras la fuerte caída del día anterior. Francfort se unió a los mercados que acusan con mayor facilidad la incertidumbre y cerró con una pérdida de 188,19 puntos en el índice DAX.

En Estados Unidos, la bolsa abrió bajo el síndrome de la suspensión de pagos de la compañía canadiense y del incremento de las solicitudes de subsidio de desempleo en la semana, con 10.000 nuevas peticiones frente a unas expectativas de descenso de 5.000, y revisión a la baja del dato de la semana anterior.

El Dow Jones abrió a la baja y al cierre de la sesión perdió 17,16 puntos para situarse a 3.351,72, y ello a pesar de que se anunció a primera hora de la mañana un incremento en la producción industrial de abril del 0,5%, frente al 0,3% esperado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de mayo de 1992