Alemania rechaza a la nueva Yugoslavia

Alemania no reconocerá a la nueva Yugoslavia , formada por las repúblicas de Serbia y Montenegro, por no reunir las condiciones establecidas por la Comunidad Europea, las mismas que permitieron el reconocimiento por los Doce de Croacia, Eslovenia y Bosnia-Herzegovina. Según el todavía ministro de Exteriores alemán, Hans-Dietrich Genscher, el nuevo Estado "no es el sucesor legal de la antigua Yugoslavia", y, consecuentemente, no puede ocupar los lugares que ésta ostentaba en los foros internacionales.Para la diplomacia de Bonn, los líderes de Belgrado no respetan los derechos de las minorías ni las fronteras. Según la nota del Ministerio de Exteriores, "Serbia es responsable de la agresión del llamado Ejército federal en Bosnia-Herzegovina", y debe abandonar inmediatamente no sólo esta república, sino también Croacia. Desde el inicio de la crisis, Alemania ha jugado un papel dominante en las decisiones tomadas por la CE. Fueron las presiones de Bonn, pese al inicial rechazo de los otros países comunitarios, las que forzaron el reconocimiento de las repúblicas secesionistas.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de abril de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50