El Pentágono califica de "impresionante" la victoria del año pasado sobre Irak

El Pentágono calificó ayer la victoria de la coalición encabezada por EE UU en la guerra del golfo Pérsico como "impresionante" militarmente e "importante" desde el punto de vista geopolítico. En un informe de 1.200 páginas, el Departamento de Defensa explicó al Congreso sus conclusiones sobre el conflicto que acabó formalmente en marzo de 1991.El secretario de Defensa, Richard Cheney, reconoció que EE UU y sus aliados se beneficiaron de la enorme ventaja militar que contaron sobre sus enemigos, las fuerzas iraquíes. Entre esas ventajas destacan el tiempo que EE UU tuvo para montar las bases desde las que lanzó su Operación Tormenta del Desierto, el aislamiento internacional de Bagdad y un terreno perfecto para el desplazamiento de los carros blindados y la precisa acción de los aviones de combate.

El liderazgo, el planteamiento y el poder militar fueron, para Cheney, los tres elementos que permitieron a EE UU y a sus aliados la victoria sobre Irak.

El informe no se refiere a los miles de soldados iraquíes que fueron aniquilados en el desierto con bombas incendiarias o aplastados por los tanques tractores oruga.

Sí incluye, sin embargo, la recomendación del general Norman Schwarzkopf, el jefe militar aliado que coordinó la operación, de que las fuerzas iraquíes fueran aniquiladas por completo, recomendación que no contó en su momento con la aprobación del presidente Bush, todavía criticado por no aplastar a Sadam Husein.

El informe no da respuesta a las acusaciones al Pentágono porque los resultados de algunas armas, como los misiles Tomahawk, no alcanzaron el nivel de efectividad esperado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de abril de 1992.

Lo más visto en...

Top 50