Dinero extranjero para el patrimonio histórico español

El World Monument Fund restaura monumentos en Guadalupe y en Toro

El templete mudéjar del monasterio de Guadalupe (Extremadura), donde Colón fue presentado a la reina Isabel, está siendo restaurado por la organización norteamericana World Monument Fund (WMF), con el apoyo de dos entidades financieras portuguesas, el Banco de Extremadura y la Caixa Geral de Depositos. El WMF también recupera la iglesia de Santa María la Mayor, de Toro, en Zamora.

En el caso de la iglesia de Santa María la Mayor, la mencionada entidad filantrópica internacional busca fondos para acabar el proceso que devuelva a este monumento románico su antigua brillantez. La organización celebrará en Madrid un simposio mundial sobre mecenazgo el próximo 8 de mayo. Para entonces esperan que ambas restauraciones, y su financiación respectiva, hayan sido culminadas.La directora ejecutiva del WMF, Bonnie Burham, describe el trabajo de su organización, nacida hace 25 años, "como un catalizador de iniciativas que redunden en beneficio de monumentos dañados o en peligro en cualquier lugar del mundo". En los casos que se refieren a ambas restauraciones españolas, han contado aquí con un comité, presidido por Álvaro Fernández Villaverde, duque de San Carlos, responsable en España de Hispania Nostra, dedicada también a la vigilancia del patrimonio cultural de nuestro país.

Participación portuguesa

En el caso español, el WMF canaliza dinero americano y usa dinero español, aunque en el monasterio de Guadalupe ha sido la vecina Portugal la que ha hecho este último oficio. Lo que más satisfacción les ha producido a los promotores de la restauración es que a partir de su iniciativa el Ministerio de Cultura y Ia Junta de Extremadura han abordado la mejora de otras partes, como la sacristía de los Zurbaranes.El duque de San Carlos estima que esa "conjunción de sinergias", como la llama él, "es el verdadero objetivo de nuestra organización: destacar la necesidad que existe de fijarse en monumentos que de otro modo estarían abandonados a la buena de Dios". Para llevar a cabo este propósito, el WMF requiere "buena voluntad y filantropía", y justamente ambos aspectos de la relación privada con el patrimonio cultural serán abordados en el próximo simposio que la entidad celebrará en Madrid el 8 de mayo, con la asistencia, entre otros, de lord Rothschild, que es presidente del National Heritage (Patrimonio Nacional) del Reino Unido, y José María Ballester, que es su homónimo en el Consejo de Europa.

Para esa fecha, el WMF confía en haber culminado ambas restauraciones. Su representante español, Alvaro Fernández Villaverde, demanda ayudas bien simples a las autoridades castellanas, porque se trata de culminar el trabajo en Toro: "Dieciocho millones de pesetas", dice él, "para recuperar un monumento de aquella categoría parece una palabra menor en medio de tantos discursos millonarios, porque ya hoy una gran exposición cuesta más de un millón de dólares, y aunque su importancia resulte indudable, lo que es también cierto es que cuando un monumento se restaura queda ahí para toda la vida". Para restaurar la portada de la colegiata de Toro han dado dinero, entre otras instituciones extranjeras, la Fundación Getty y la Fundación Kress, que han contribuido a sufragar un presupuesto de unos 43 millones de pesetas.

El coste total de la restauración del templete mudéjar del monasterio de Guadalupe es de 36 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de abril de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50