Ardanza ha buscado en México un trampolín para el mercado de EE UU

ENVIADO ESPECIAL La visita realizada la pasada semana a México por el presidente del Gobierno vasco, José Antonio, Ardanza, al frente de una numerosa delegación empresarial ha permitido actualizar la imagen de Euskadi en este país y contrarrestar los efectos distorsionadores de la violencia de ETA, además de facilitar la participación en proyectos económicos mexicanos como trampolín para el mercado norteamericano.

El lehendakari ha podido constatar estos días que la violencia es un lastre añadido a la imagen de los vascos y un obstáculo para la proyección internacional de cualquier iniciativa, cuya superación requiere grandes esfuerzos explicativos. Estos días, Ardanza ha desmontado la idea que equipara confusamente a ETA con las guerrillas latinoamericanas, ha destacado el carácter minoritario del respaldo a esa organización terrorista y ha subrayado que el País Vasco es un país industrial izado, celoso de su identidad, pero mayoritariamente contrario al terrorismo. La organización de las entrevistas ha contado con la colaboración de la Embajada española y de la influyente colonia vasca. Precisamente, la visita de Ardanza logró reunir el pasado miércoles en el Colegio de las Vizcaínas, creado por los vascos de México hace casi 300 años, a una buena parte de la alta burguesía mexicana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de febrero de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50