Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres muertos y 17 heridos al estallar un coche bomba al paso de una patrulla de la policía en Santander

Tres personas murieron y otras 17 resultaron heridas ayer, en Santander, al hacer explosión un coche bomba al paso de una furgoneta de la policía en el barrio de la Albericia. Los fallecidos son un matrimonio de vecinos del barrio y un trabajador del hospital Marqués de Valdecilla, situado en las inmediaciones. Entre los heridos están los dos agentes que viajaban en el vehículo policial y 15 viandantes que pasaban por el lugar de la explosión, un aparcamiento sin urbanizar en el llamado cruce de la Albericia, a unos 300 metros del Cuartel General del Cuerpo Nacional de Policía. Las fuerzas de seguridad de Cantabria se encontraban desde hace días en estado de alerta en previsión de atentados de la organización terrorista ETA.

"Estaba en la puerta de la tienda cuando, de repente, la calle quedó a oscuras coincidiendo con los ecos de un enorme estruendo. Vi elevarse una columna de humo negro sobre los tejados de los edificios más altos y cercanos. Salí entonces a la calle a ver si podía socorrer a alguien en medio de un verdadero caos, mientras muchas personas escapaban corriendo del lugar a refugiarse en los portales saltando sobre miles de cristales rotos. Pude ver boca abajo los cuerpos de dos civiles, un hombre y una mujer. Como estaban inmóviles, supuse que habían perdido la vida. Uno era, sin duda, una mujer, y él, que estaba al lado, se había quedado sin pantalones". A sólo 20 metros del lugar, Roberto Pérez López, de 44 años, dueño de la tienda de muebles El Almacén, fue testigo directo de lo ocurrido. Roberto Pérez trató de auxiliar a los policías en el interior de la furgoneta: "Ayudé a uno de ellos a sentarse. Tenía la cara enteramente llena de sangre. Me han dicho que los dos se encuentran en gravisimo estado, y a míme parece milagroso que sobrevivieran".

Los tres fallecidos son Eutiño Gómez Gómez; su esposa, Julia Rloz Rioz, y Antonio Ricondo Somoza, de 28 años. Los policías heridos son el oficial Benito Sáinz Carral, de 50 años, que fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Marqués de Valdecilla, y Francisco Vega Cumplido, de 40, que fue intervenido quirúrgicamente del hundimiento craneal que sufrió. Ambos funcionarios se encuentran en estado muy grave. De los 15 heridos restantes, siete fueron dados de alta a última hora de la noche.

Un cuarto hora después de la explosión, ocurrida a las 20.10, la confusión era enorme en el cruce de La Albericia con la carretera que conduce a El Sardinero, a cuatro kilómetros de distancia. Una veintena de vehículos tenían graves desperfectos y algunos han quedado para el desgüace. La furgoneta que ocupaban los policías tenía el techo enteramente destrozado y estaba caída sobre el motor. En ambos lados de la carrocería mostraba decenas de impactos producidos por la metralla.

A unos 30 metros tiene sus instalaciones El Diario Montañés, cuyas ventanas resultaron dañadas por la deflagración. Siete inmuebles sufrieron daños y varios pisos de la casa número 82 han quedado parcialmente destruidos por el artefacto, que se escuchó a casi un kilómetro de distancia. Durante media hora, los agentes del equipo de desactivación de explosivos impidieron a los periodistas el acceso al lugar porque se temía la existencia de otro coche bomba y la zona estaba aún por rastrear. Uno de los miembros del equipo de especialistas declaró que, de momento, no podía precisarse la cantidad de explosivo que contenía el vehículo.

Hace unos días, en el cercano polígono de Cazoña, a medio kilómetro del cruce de La Albericia, los mismos agentes colocaron un cebo a un vehículo con matrícula falsa de Burgos. La policía sabía desde hacía días que le había sido robado a su dueño en la localidad de Elgoíbar (Guipúzcoa).

'Comando' etarra

El delegado del Gobierno en Cantabria, Antonio Pallarés, declaró ayer: "La forma en que se ha preparado la explosión y todos los ingredientes del atentado dejan pocas dudas sobre la identidad de los terroristas. Podía sospecharse de la existencia de un comando operativo de ETA desde que hace días fue localiza do en Santander un vehículo con matrícula falsa y robado en Guipúzcoa".

El Gobierno de Cantabria, presidido por Juan Hormae chea, condenó ayer "las acciones terroristas absurdas y san grientas de aquéllos que odian la libertad y la vida de personas inocentes".

Si se confirma que ETA es responsable del atentado de ayer, el número de víctimas mortales de la banda terrorista en lo que va de año asciende ya a 14, informa Europa Press. Siete eran militares, dos policías, y cinco, civiles, uno de ellos funcionario del Ejército.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de febrero de 1992

Más información

  • Las fuerzas de seguridad estaban en alerta desde hace días ante el temor a un atentado de ETA