Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles usan dos años el mismo cepillo de dientes

Por término medio, los españoles utilizan durante dos años el mismo cepillo de dientes, en contra de las recomendaciones de los dentistas y expertos de salud bucal, -según se desprende de una encuesta llevada a cabo por EcoConsulting. Para los encuestados el cepillo es la base de la higiene dental y lo quieren "duro y que dure".La encuesta se ha realizado el pasado año a partir de una muestra de 1.200 individuos de edades comprendidas entre los 18 y los 90 años. El 78% de los encuestados aseguró lavarse los dientes con frecuencia, que en la mayoría de los casos se refiere a una sola vez al día, con preferencia antes de acostarse. El 12% restante admitió abiertamente que "no se lava nunca o casi nunca" los dientes.

La limpieza de los dientes es considerada en la encuesta como el método más eficaz para el cuidado general de la boca. Otras medidas, como la visita periódica al dentista, tienen menor ¡mplantación. Durante el último año, solo dos de cada cinco entrevistados reconocieron haber visitado al especialista. El estudio revela igualmente que el 37% de estas visitas son para extracción de muelas y el 21% para el empaste de piezas dentales.

La preocupación por el cuidado de la boca es mayor en las mujeres que en los varones y crece también en las.clases sociales de mayor nivel económico. El problema, más referido por los entrevistados fue la caries -el 57% se declaró. afectado-, mientras que la falta de piezas dentales afectó más a medida que aumentaba la edad, según la encuesta.

Un estudio realizado a finales de 1987 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelaba un incremento considerable de la incidencia de la caries que en ese momento padecía el 90% de los niños españoles de 12 años. Tras la caries, las afecciones buco-dentales más conocidas -son el sarro, que afecta a una de cada seis personas, la gingivitis o piorrea y la placa bacteriana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de febrero de 1992