10 artistas contemporáneos exponen su concepto de 'realismo' en la Casa del Monte

Eran y son amigos. Estaban y están preocupados por investigar lo que puede significar el realismo en el arte. Lucio Muñoz, Enrique Gran, Joaquín Ramo, Antonio López, Julio López Hernández, Francisco López Hernández, Esperanza Parada, Isabel Quintanilla, Amalia Avia y María Moreno son los 10 artistas que desde hoy, y hasta el 31 de febrero, muestran sus obras en la Casa del Monte, en el número 1 de la plaza de San Martín. Se conocieron en la Escuela de Bellas Artes en los años cincuenta y compartieron su pasión por el arte. Luego han seguido caminos diferentes.

El objetivo de esta muestra, titulada Otra realidad-Compañeros de Madrid y organizada por la Fundación Humanismo y Democracia y Cajamadrid, es demostrar que el antagonismo entre "abstracción" y "realismo" es ficticio. Las obras no han sido elegidas al azar. La selección está pensada para hacer patente la influencia artística que estos díez pintores y escultores han ejercido unos sobre otros, a pesar de que cada uno ha avanzado por diferentes derroteros artísticos.El escultor y dibujante Francisco López Hernández cree que todos ellos han estado y están preocupados por investigar el concepto del realismo en el arte. López Hernández opina que el grupo congenió "porque todos pensábamos que era posible el realismo en una época en que esta tendencia atravesaba momentos difíciles". A pesar de sus diferentes lenguaje, todavía les une -añade- "la búsqueda de la esencia, de la verdad".

Francisco López Hernández, hermano de Julio, explica que todos congeniaron de forma espontánea y siguieron colaborando entre ellos en la creación artística. "Compartíamos, además, una gran afición por la literatura y la música", añade. A su amistad y a sus inquietudes comunes se añadió el amor. Entre ellos se formaron cuatro parejas.

En todo este tiempo han coincidido en una serie de empresas comunes, desde la exposición colectiva celebrada por cuatro de ellos en 1955, hasta la colaboración en el retablo de Aránzazu, obra de Lucio Muñoz, pero en la que colaboraron otros tres más.

Pinturas y esculturas están distribuidas en tres plantas siguiendo un orden cronológico. La planta baja concentra la producción más reciente. Algunos de estos artistas son denominados habitualmente abstractos: Lucio Muñoz, Enrique Gran y Joaquín Ramo. Los restantes figuran entre los considerados realistas. Pero todos ellos están convencidos de que el concepto "realismo" abarca un amplio abanico de posibilidades expresivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de enero de 1992.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50