715 niños españoles están infectados por el sida

En España han nacido en los últimos 10 años un total de 3.234 hijos de madres portadoras del virus del sida; de ellos, 715 están infectados y desarrollarán la enfermedad, y otros 170 han muerto. En dos años (1989-1991), el número de casos de sida infantil se ha incrementado en un 67%, según el informe presentado ayer en Palma de Mallorca por el grupo de expertos de la Asociación Española de Pediatría. Estas cifras son muy superiores a las ofrecidas por las estadísticas oficiales del Plan Nacional AntiSida: en la última aportación, el pasado mes de octubre, se contabilizaban 246 niños enfermos de sida.En el grupo de expertos de la Asociación Española de Pediatría están representados, entre otros, los centros de la Seguridad Social de las residencias Doce de Octubre y La Paz, de Madrid; Vall d'Hebron y Trias i Pujol, de Barcelona, y Basurto, del País Vasco. Cipriano Canosa, de La Fe de Valencia, actúa como coordinador.

Los datos ofrecidos por este grupo se han obtenido a partir del control de un centenar de centros hospitalarios públicos y únicamente del análisis de los hijos de madres portadoras, sin contar las estadísticas de los hospitales privados. Un portavoz advirtió. a este respecto: "Por ello sólo tenemos la punta del iceberg y no sabemos qué hay debajo".

España es el primer país de Europa en casos de sida infantil, siendo Cataluña la comunidad con mayor índice de afectados. La Asociación Española de Pediatría señala que "aumenta alarmantemente, día a día, el número de niños nacidos de madres infectadas".

Los expertos denuncian asimismo su inexplicable marginación del plan nacional. "El niño portador", afirman, "es el más indefenso y el que más discrimina la sociedad". La transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en niños se realiza normalmente por vía fetal, durante el periodo de embarazo, a veces durante el parto y, en casos excepcionales, a través de la leche materna.

Otras posibilidades de contagio son los abusos sexuales. Los pediatras informaron que de los más de 3.000 casos documentados en España, ningún niño se contagió por un pinchazo de una jeringuilla en la calle y que tampoco se ha dado contagio por convivencia familiar o escolar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de diciembre de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50