Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Ferrol ocho presuntos miembros del Exército Guerrilleiro

Ocho personas fueron detenidas durante la madrugada de ayer en Ferrol por presunta implicación con el Exército Guerrilleiro do Pobo Galego Ceibe (EGPGC). Los detenidos, a los que no se les ocupó armas ni explosivos, pertenecen a la Assembleia do Povo Unido (APU) y concurrieron en las pasadas elecciones con esta organización radical independentista al Ayuntamiento ferrolano.

Manuel Carneiro González, trabajador de Bazán que había encabezado la lista de APU; Xosé Modesto Lamas Rivera, empleado del astillero; Oliva Rodríguez Valladares, trabajadora de una fábrica de pastas; Sabela Cabarcos Permuy, empleada de comercio; Xosé Manuel Veiga Martínez, parado; Olga Fariñas López, trabajadora del hospital de Ferrol, y Eva Loira Villanueva, del servicio de urgencias de la localidad limítrofe de Fene, fueron detenidos en sus casas de los barrios de Caranza e Inferniño por agentes antiterroristas de Madrid y del País Vasco, en una operación ordenada por el juez Baltasar Garzón.El operativo se inició a raíz del atentado cometido el 13 de septiembre contra dos torretas de Unión Fenosa que dejó sin energía eléctrica durante un día a una zona poblada por 300.000 personas, después de casi un año de inactividad del EGPGC.

Una semana después era detenido en un paso fronterizo Manuel Chao Dobarro, considerado el responsable de la organización. A raíz de esa detención, el pasado martes fueron intervenidos en una vivienda del pueblo portugués de Saó Martinho do Porto 31 detonadores, mapas de Galicia y 12 carpetas con documentos.

Siete detenidos estaban afiliados a la central nacionalista INTG. La secretaría de la INTG emitió ayer un comunicado en el que reiteraba su condena a las acciones del EGPGC y negaba cualquier relación con la banda.

[La APU, informa desde Santiago, es una organización independentista de muy escasa implantación social, creada en 1989 por los sectores más radicales de¡ Frente Popular Galego (FPG)].

La redada de ayer coincidió con las condenas a un total de 54 años de cárcel a seis miembros del Exército, juzgados por la Audiencia Nacional. El fundador del grupo, Antón Arias Curto, fue condenado a 14 años por pertenencia a banda armada, tenencia ilícita de armas y falsificación de un DNI. Los activistas Xosé Manuel Sanmartín Vega y Xosé Antón Matalobos Rebolo fueron condenados a 12 años; ocho a Antón García Matos y seis a Alfredo Santos Conde. La compañera sentimental de Arias Curto, la portuguesa Susana Lopes Pocas, fue condenada a 16 meses por posesión de armas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de noviembre de 1991

Más información

  • 54 años de cárcel para seis activistas