Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pide que un Gobierno de gestión sustituya al de Hormaechea

El vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, sugirió ayer que la solución que su partido auspicia para Cantabria es la reedición del Gobierno de gestión que formaron en noviembre de 1990 todos los partidos de la región para desbancar al presidente, Juan Hormaechea. "Hay que hacer un esfuerzo para ayudar a Cantabria y eso se haría acabando con la fórmula política actual; hay una situación de interinidad muy grave, y el PSOE estaría por sustituir la fórmula política actual" dijo Guerra en el Congreso.

Previamente, el portavoz socialista en la Asamblea cántabra, Jaime Blanco, se había reunido con el secretario de organización, Txiki Benegas, para informarle de la situación. Blanco declaró que Aznar puede recuperar credibilidad sin "desandarlo andado" en relación con el pacto de gobierno con Hormaechea.Por el contrario, los líderes del PP se esforzaron en no entrar en el fondo de la cuestión. El secretario general, Francisco Álvarez Cascos, reiteró que se estaba ante un "caso político" ya que el procesamiento de Juan Hormaechea era consecuencia "de una querella presentada por tres partidos". Por su parte, el presidente del PP, José María Aznar, rechazó opinar sobre la actitud de su partido ante esta situación en la que el presidente cántabro, en virtud de dicho procesamiento, está en libertad condicional. "Hasta que no escuche al señor Hormaechea no voy a decir nada", dijo Aznar.

Cruce de descalificaciones

Antes de estas declaraciones se produjo un cruce de descalificaciones entre Jaime Blanco y Álvarez Cascos, tomando como intermediarios a los medios de comunicación. Jaime Blanco rememoró sus conversaciones con el dirigente del PP de hace un año, en presencia de Txiki Benegas y el actual presidente castellano-leonés, Juan José Lucas, en el sentido de que Álvarez Cascos les había pedido que le ayudaran a desprenderse de Juan Hormaechea porque se trataba de una "cuestión de Estado".Según Blanco, el secretario general popular había llevado a su ánimo la hipótesis de que "personajes así" pueden surgir en cualquier partido y que quizá en alguna ocasión el PSOE también requeriría su apoyo. Álvarez Cascos, en principio, se negó a comentar "conversaciones privadas" para inmediatamente calificar de "mentiroso" a Blanco.

Algunos dirigentes del PP reconocen que la hipótesis del procesamiento de Hormaechea pendía sobre ellos cuando en junio decidieron sumar sus votos contra un Gobierno socialista y recordaron el debate interno que produjo esa decisión avalada por Rodolfo Martín Villa y contra lo que pensaba el propio Álvarez Cascos.

Alfonso Guerra, por su parte, insinuó que el apoyo de Aznar a Hormaechea tenía que ver "con lo que está pasando en una ciudad castellana cercana la región cántabra", en implícita referencia al juicio de la construcción de Burgos.

El abogado de la acusación particular, Benito Huerta, prevé recurrir el auto para pedir el ingreso de Honnaechea en prisión por la "alarma social que produce en está comunidad autónoma el hecho de hallarse gobernada por un presidente procesado", Jesús Delgado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de noviembre de 1991

Más información

  • Alvarez Cascos dice que se ha politizado el caso