Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE condena a España por no ajustar la formación de las matronas a la normativa

El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, con sede en Luxemburgo, condenó el pasado día 7 a los Ministerios de Sanidad y Consumo y Educación y Ciencia por incumplir la normativa europea sobre "el acceso a las actividades de matrona y el ejercicio de las mismas". Ante la falta de desarrollo del decreto sobre especialidades de enfermería, hace casi cinco años, desde 1987, que en España no se forma ninguna matrona.

El tribunal señala en su sentencia la actitud "poco cooperativa" del Gobierno español en todo el procedimiento seguido en este tema. Tras la adhesión de España a la Comunidad Europea, ésta concedió, en 1986, a los Ministerios de Sanidad y Educación dos años para adecuar la formación de sus matronas a la normativa europea. Cumplido ese plazo, en 1988, se cerraron las antiguas escuelas a la espera de desarrollar, por parte de los dos departamentos implicados, el real decreto de 1987 sobre especialidades de enfermería. Entre éstas está incluida la de enfermería. obstétrico-ginecológica, (matronas). "Pero estamos ya en 1991 y seguimos esperando", afirma Máximo González, presidente del Consejo General de Colegios de diplomados en Enfermería.

Según la CE, la formación de las matronas debe tener una duración mínima de 18 meses, mientras que en España estaba situada en 12 meses. Está situación ha generado una escasez de profesionales, que repercute negativamente en la calidad de la asistencia a las mujeres en edad fértil.

Dos datos resumen el panorama de esas profesionales: las escuelas de matronas están cerradas desde 1988 y el Insalud no convoca oposiciones para estas profesionales desde 1974. Es decir, "desde hace casi 20 años", según Máximo González.

Una vergüenza

Ante esa falta de convocatorias, muchas zonas rurales, especialmente en núcleos de población retirados como ocurre en Galicia, no cuentan con esas profesionales, cubriendo las plazas con contratos interinos a enfermeras sin especialización. "Es una vergüenza lo que la Administración hace con las matronas", señala Máximo Jurado.

En España hay 400.000 nacimientos al año, el 60% de los cuales tienen lugar en hospitales públicos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) debe haber una matrona por cada 180 partos o 3.500 mujeres en edad fértil; 4,5 millones de españolas están en ese grupo de población y cada una de nosotras atiende 380 partos", explica Aurora Sanz, representante de las matronas en el sindicato profesional SATSE.

El próximo lunes se celebrará en Madrid una asamblea nacional de matronas para analizar la situación del sector. El presidente del Consejo de enfermería afirma que, según fuentes del Ministerio de Sanidad, son las comunidades autónomas las que vetan el desarrollo del real decreto de especialidades. "No quieren tener profesionales especializados porque eso implica pagarles más", dice. La situación de las matronas es, en realidad, la punta del iceberg de la grave crisis que vive la enfermería en España. Cada año 10.000 enfermeros abandonan la profesión. En España se necesitarían 50.000 profesionales, según González.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de noviembre de 1991