Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

McDouglas atrasa 15 días la concesión del contrato del MD-12 a CAESA

La empresa norteamericana del sector aeronáutico McDonnell Douglas ha retrasado dos semanas la decisión de conceder al consorcio CAESA la adjudicación de un contrato para fabricar las alas del nuevo modelo de avión, el MD-12. La comunicación del retraso se hizo a través de CASA, empresa que junto con Duñaiturri y Estancona forma el consorcio que pugna por la adjudicación del contrato.

El optimismo de un portavoz de este consorcio, que ayer aseguró que las posibilidades de conseguirlo siguen siendo reales, contrastaba con la posición más realista del Gobierno vasco: "El proyecto está aún muy lejos", declaró un portavoz de la Consejería de Industria.McDonnell está estudiando la posibilidad de aceptar la financiación que le ofrece la multinacional japonesa Mitsui para desarrollar todo el proyecto del avión e incorporar la práctica totalidad de la producción en sus instalaciones. Tras las pérdidas registradas por su división militar, esta firma se encuentra en una situación económica delicada que no le permite acometer en solitario la fabricación del nuevo modelo de avión, cuyo coste se sitúa en torno a los 4.000 millones de dólares (cerca de 450.000 millones de pesetas).

Un portavoz del consorcio CAESA restó importancia el pasado lunes a la oferta de Mitsui y consideró poco probable que la McDonnell Douglas renuncie a liderar el proyecto del MD-12 negociando buenos precios con adjudicaciones a consorcios nacionales y extranjeros.

En el caso de que se impusiera la oferta de Mitsui, estas adjudicaciones a consorcios extranjeros serían mínimas y CAESA tendría que competir. en desventaja con dos consorcios de Corea y Taiwan que ofertan unos precios de mano de obra más baratos. El consejero de Industria del Gobierno vasco, Jon Azúa, comparece hoy en el Parlamento autónomo para explicar la situación del llamado proyecto de las alas.

Inversión pública

La inversión pública vasca ascendería a 135.000 millones de pesetas, una cuarta parte de los presupuestos de toda la comunidad autónoma para 1992, de los 225.000 necesarios para la puesta en marcha de la planta productiva. El proyecto de CAESA prevé la fabricación del 3 5% de las alas del MD-12.El nuevo avión MD-12 tiene una capacidad para transportar a 375 pasajeros y una autonomía de vuelo de 13.500 kilómetros, 3.000 más que su más directo competidor, el modelo 777 de Boeing. McDonnell Douglas tiene unas previsiones de construcción de hasta 350 unidades de este nuevo modelo hasta el año 2006, y 1.159 aparatos más en los cuatro años siguientes, hasta el 2010, aunque son previsiones todavía, iniciales, que dependen en buena parte del éxito comercial del nuevo aparato.

La empresa norteamericana ha iniciado ya los contactos con las diversas compañías de vuelos de pasajeros para concretar las previsiones de la cartera de pedidos, y hasta el próximo año no adoptará la decisión definitiva de seguir adelante con la construcción del aparato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de octubre de 1991

Más información

  • Cautela en el Gobierno vasco