Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
En el fallecimiento del ex alcalde

Rodríguez Sahagún muere sorpresivamente en París

Agustín Rodríguez Sahagún abandonó ayer la penumbra política solamente para despedirse. Durante tres meses disfrutó de la vida en un riguroso paradero desconocido. Viajó a Portugal, a otros países de Europa, dicen que también a Estados; Unidos. París fue su penúltimo viaje, y desde allí llegó la noticia de su muerte. Con ella, sus amigos y su público volvieron a saber de él, esta vez sólo para abrir la carpeta de los recuerdos: el más cercano, aquella renuncia a la reelección como alcalde; los más lejanos, sus etapas como marchante de arte, como dirigente empresarial o como ministro de UCD en los Gobiernos de Adolfo Suárez. Toda España conoce su sonrisa.

Agustín Rodríguez Sahagún, de 59 años, ex alcalde de Madrid, murió sorpresivamente ayer en París a las 14.30. Su familia calificó de "inesperado" este desenlace, que también sorprendió a muchos de sus amigos y compañeros en la política.La muerte se produjo por las complicaciones surgidas después de una operación cardiovascular acometida el pasado 25 de septiembre en el hospital Broussais, de París, un centro de reconocido prestigio en los tratamientos cardiacos, según informa Javier Valenzuela. El ex alcalde ya había sufrido una intervención similar en 1974, resuelta con éxito, pero en esta ocasión el proceso posoperatorio se complicó con problemas de tipo tromboembólico y con una insuficiencia renal.

Miembros de la familia Rodríguez Sahagún resaltaron ayer que su fallecimiento no estaba de ningún modo en los temores inmediatos de sus allegados, puesto que el ex alcalde se encontraba bien y no sufría ningún proceso canceroso. El embajador de España en Francia, Gabriel Ferrán de Alfaro, dio el pésame a la viuda del ex alcalde, Rosa Martínez Guisasola, y a tres de sus hijos que se encontraban en París. Los restos de Rodríguez Sahagún fueron incinerados ayer y serán trasladados hoy a Madrid.

Ausencia total

Sus ex compañeros de corporación recibieron la noticia con sobresalto y extrañeza. Uno de ellos, que en su día albergaba algunas dudas sobre los "motivos personales" aducidos para su retirada política, señaló ayer: "Disipé mis temores cuando le oí decir en televisión que deseaba a todos los españoles la misma salud que él tenía. Entonces ya pensé que su retirada se debía tal vez a otras cuestiones".La ausencia de Rodríguez Sahagún en la vida política española fue total en los últimos tres meses, después de abandonar la alcaldía. No asistió a las reuniones de la ejecutiva de su partido, el CDS, y tampoco al controvertido congreso nacional celebrado el pasado mes por esta formación centrista. Sus otrora compañeros de grupo parlamentario ignoraban cuál era su paradero, que también desconocían los nuevos dirigentes del partido. La mayoría de ellos supo solamente ayer que el ex alcalde se encontraba en estos días en París.

Su renuncia a ser candidato, el pasado abril, acaparó la atención política española. Ello se produjo después de un giro de su amigo y líder, Adolfo Suárez, quien se aproximaba entonces a los socialistas. Rodríguez Sahagún no había sido muy partidario del acuerdo con el PP para arrebatar la alcaldía al PSOE, pero ya lo había asumido. Con la nueva situación se veía obligado a hacer campaña contra su propio mandato. Además, sus relaciones con el candidato socialista, Juan Barranco, no eran precisamente buenas, merced a una respetuosa antipatía que nació con la moción de censura de junio de 1979. Con todo eso, decidió retirarse por "motivos personales" y sin una mala palabra.

Agustín Rodríguez Sahagún había nacido en Avila el 27 de abril de 1932. Su padre, un abogado republicano, se trasladó a Bilbao a causa de la guerra civil, y allí cursó el ex alcalde sus estudios, en los escolapios. Obtuvo matrícula de honor en todos los cursos. En 1954, se licenció en Derecho por la Universidad de Valladolid, y en Ciencias Empresariales por la de Deusto. En 1957 se casó con Rosa Martínez Guisasola, matrimonio del que nacieron seis hijos. En 1956 comenzó su extensa vida empresarial, y llegó a ocupar cargos de dirección en varias firmas. Fundador de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, fue designado su presidente en 1978.

Su carrera política comenzó poco después, cuando fue nombrado ministro de Industria, cargo en el que llevó a cabo la elaboración del Plan Energético Nacional. En la legislatura iniciada en 1979 fue elegido diputado de UCD por Ávila, y luego nombrado ministro de Defensa, cargo que abandonaría tras el golpe de Estado del 23-F. Arropado por el sector suarista, asumió después la presidencia del partido, que desempeñaría hasta noviembre de 1981.

Posteriormente se sumó al proyecto de Adolfo Suárez como fundador del CDS. Fue diputado por este grupo en dos legislaturas, hasta su elección como alcalde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 1991

Más información

  • El óbito se produjo por complicaciones posoperatorias tras una intervención cardiovascular