Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN LOS BALCANES

La república de Eslovenia vive en solitario su primer día como Estado libre

La independencia de Eslovenia se ha transformado en un acto en solitario, huérfano de reconocimiento internacional. "Tendremos que funcionar sin reconocimiento" dijo ayer el ministro de Asuntos Exteriores esloveno, Dimitrij Rupel. El ministro realizó una ofensiva diplomática, por varios países europeos durante las últimas semanas para lograr el reconocimiento, sin demasiado éxito.

Eslovenia proclamó su independencia el 25 de junio y la congeló durante tres meses, después de las negociaciones de las partes en conflicto bajo los auspicios de la Comunidad Europea en Brioni. La moratoria para ejecutar el proceso de independencia expiró la pasada medianoche. En los medios políticos de Liubliana circulaba ayer el chiste: "¿Y qué vendrá después del 7 de octubre? El 8 de octubre".El inicio del nuevo Estado no tuvo ambiente festivo ni proclamas heroicas. La independencia será un proceso lento en el que se tomarán "medidas selectivas" en esa dirección, según Rupel. En las calles de Liubliana flameaban las banderas nacionales, y las actividades cotidianas se realizaban con normalidad. En Eslovenia están aún demasiado presentes los 10 días de guerra con el Ejército federal yugoslavo, y nadie olvida que sólo a cuatro kilómetros de Eslovenia se desarrolla la guerra total entre las tropas federales y los croatas.

Por otra parte, quedan aún en Eslovenia 2.500'soldados del Ejército federal, que deberán abandonar el territorio nacional antes del 18 de octubre. Según fuentes del Ministerio de Defensa, no hay comunicación ni contacto alguno con los oficiales o tropas yugoslavas destacadas en Eslovenia. De los 60.000 hombres que constituyen la Defensa Territorial eslovena, que luego pasará a llamarse Ejército esloveno, 30.000 fueron llamados a los cuarteles.

Las tres cámaras del Parlamento en Liubliana (240 diputados) se reunieron ayer por la tarde, en una sesión a puerta cerrada para discutir la puesta en práctica de las nuevas leyes relacionadas con la independencia, como la de ciudadanía, de control de fronteras, de asuntos exteriores, aduanas y la banca nacional eslovena, entre otras.

Los 150.000 pasaportes del nuevo Estado serán distribuidos a partir de mañana a los ciudadanos que así lo requieran, y sólo quedarán excluidos aquellos eslovenos que participaron activamente en la agresión militar del Ejército federal. Los documentos de viaje tendrán validez sólo en las tres repúblicas. bálticas (Estonia, Letonia y Lituania los primeros en reconocer la soberanía de Eslovenia) y en "dos países vecinos", dijo Rupel sin identificarlos. Austria anuncio que reconocería el documento, pero no la independencia.

Rupel criticó abiertamente la actitud del Gobierno italiano, que en confusas declaraciones habría otorgado el permiso de tránsito para carros de combate y vehículos blindados desde Eslovenia a través de Trieste, para entrar nuevamente en en el puerto de Bar (Montenegro), muy cerca de Croacia, para evitar así las carreteras nacionales cortadas.

El ministro advirtió que "todas, las armas del Ejército federal se mantendrán en territorio esloveno hasta el cese de las hostilidades". El Gobierno esloveno seguirá participando en las negociaciones de La Haya con estatuto de Estado independiente y propondrá un embargo de petróleo para las "partes responsables del conflicto armado". También quiere poner fin el mandato extendido a la comisión de supervisión de la CE en Eslovenia, pues el 85% del Ejército -federal ya ha abandonado el territorio.

Las autoridades de Liubliana han pedido a los diplomáticos eslovenos que representan a Yugoslavia tant6 en países como en internacionales que regresen porque no pueden representar al "agresor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de octubre de 1991

Más información

  • Movilizada la mitad de la Defensa Territorial