Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa abandona el proyecto AX, destinado a construir el primer caza de combate español.

El Ministerio de Defensa ha abandonado el programa EA / AX, destinado a construir el primer caza de combate español, según fuentes militares e industriales. En los presupuestos del departamento para 1992 no figura ninguna partida destinada a este proyecto, que en diciembre de 1989 recibió una subvención de 960 millones de pesetas con los que se financiaron en parte los estudios de previabilidad del avión.La empresa responsable del programa, Construcciones Aeronaúticas (CASA), ha advertido que de no recibir apoyo oficial a corto plazo se verá obligada a dar por concluidos los estudios y cancelar el proyecto. El objetivo del programa EA/AX es el de diseñar un avión supersónico, especializado en misiones de entrenamiento avanzado y apoyo táctico, pero apto también para el combate aéreo, reconocimiento y ataque a suelo. Estaba previsto fabricar a partir de 1997 un centenar de aparatos, con los que el Ejército del Aire pensaba sustituir sus aviones F-5, utilizados para entrenamiento y apoyo táctico.

Programas aplazados

En el presupuesto de Defensa para 1992 tampoco figura ninguna partida para el transporte militar Euroflag, que debe sustituir a principios del próximo siglo a los C-130 Hércules norteamericanos en Francia, Italia, Bélgica, Alemania, Turquía y España. Si Defensa quiere continuar en el proyecto, en el que también participa la firma CASA, deberá aportar en los próximos meses 150 millones de pesetas.Por lo demás, el presupuesto de Defensa para el año que viene, que asciende a 785.883 millones de pesetas, aplaza numerosos proyectos, como el nuevo siembraminas, el vehículo de transporte logístico, la modernización de los helicópteros BO-105, el vehículo de combate de zapadores y el programa de comunicaciones Radite en el Ejército; o la compra de dos helicópteros Lamps y la construcción de ocho cazaminas, en la Armada.

Entre los proyectos que se iniciarán el año que viene figuran la construcción de dos nuevas fragatas tipo Santa María y de un buque de apoyo logístico (AOR) para la Armada; la modernización de los aviones F-5 y P-3 Orión, así como la adquisión del radar tridimensional 3-D, para la Fuerza Aérea; y la adquisión de misiles contracarro Tow y misiles antiaéreos de muy baja cota Matra para el Ejército.

Al presupuesto de Defensa hay que sumar 36.206 millones para el pago de los miembros del Cuerpo de Mutilados, con cargo a Clases Pasivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de octubre de 1991