El cadáver de Tito será trasladado del mausoleo a un cementerio

Los restos del mariscal Josip Broz-Tito no descansan en paz. El ministro de Urbanismo serbio, Miodrag Janjic, anunció ayer que la tumba del presidente yugoslavo, conocida como la Casa de las Flores, será trasladada a algún otro cementerio de Belgrado antes de finales de año. La elección del nuevo cementerio "constituye un problema técnico". El mausoleo de Tito, construido en Dedinje, la zona residencial más lujosa de Belgrado, "no tiene los papeles en regla", según el ministro serbio.Póstumamente, Tito será enterrado por segunda vez: sin pompa, ni honores ni miles de ciudadanos llorando como sucedió el 4 de mayo de 1980.

Satanizar absolutamente toda la obra de Tito ha constituido el núcleo de las polémicas políticas en Serbia y en Yugoslavia. Tanto la oposición como el partido gobernante, el Partido Socialista Serbio (ex comunista), que finalmente tomó la decisión de "aprovechar mejor" el maravilloso terreno en Dedinje, consideran a Tito culpable de todos los males de la época comunista.

Tito, según estos críticos, "inventó" a los musulmanes en Bosnia, otorgándoles el estatus de una etnia, para dividir al pueblo serbio, y dividió Serbia en tres partes (creando las autónomas Kosovo y Voivodina).

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción